¿Lleva tilde animosidad?

Hay una infinidad de palabras que se acentúan en Español, en concreto en nuestra base de datos tenemos 255.832 palabras que deben llevar tilde. Las reglas generales de acentuación son las siguientes:

  • Palabras agudas: son aquellas cuya última sílaba es tónica, deben llevar tilde aquellas que acaben en vocal, ene o ese.
  • Palabras llanas: son aquellas cuya sílaba tónica es la penúltima y llevan acento las que no terminan en vocal, ene o ese
  • Palabras esdrújulas: son aquellas cuya sílaba tónica es la antepenúltima, se acentúan siempre
Con las reglas anteriores puede parecer fácil saber cuando lleva tilde una palabra, no obstante en ocasiones saber separar una palabra en sílabas no es sencillo y pueden aparecer otros factores como los hiatos, las palabras compuestas o los acentos diacríticos que fácilmente inducen a equivocación. Por ello te ayudamos no sólo mostrandote cual es la forma correcta de escribir la palabra pero además te decimos por qué es así.

La palabra "animosidad" NO lleva tilde

A continuación te explicamos por qué no se accentúa animosidad:

Han de llevar tilde las palabras agudas que terminan en vocal, "n" o "s".

Llamamos palabras agudas a aquellas que tienen como sílaba tónica la última de sus sílabas, es decir que el golpe fuerte de voz recae en la sílaba final. Las palabras que tienen una sola sílaba se consideran también agudas, pero no suelen llevar tilde salvo en el caso de los acentos diacríticos, esto es que se acentúan para poder diferenciarlas como por ejemplo el caso del pronombre personal tú del determinante posesivo tu.

La separación silábica de ANIMOSIDAD queda así: a-ni-mo-si-dad, es aguda y terminasa en "d" por lo tanto no se acentúa.

Puedes ver aquí la definición de animosidad



 

Y así, tenía una caja de hierro, toda agujerada como salvadera

frase de la vida del buscón de quevedo

Y así, tenía una caja de hierro, toda agujerada como salvadera, abríala y metía un pedazo de tocino en ella que la llenase y tornábala a cerrar y metíala colgando de un cordel en la olla, para que la diese algún zumo por los agujeros y quedase para otro día el tocino. Parecióle después que en esto se gastaba mucho, y dio en sólo asomar el tocino a la olla. Dábase la olla por entendida del tocino y nosotros comíamos algunas sospechas de pernil. 

Leer más...

Oh envidia, raíz de infinitos males y carcoma de las virtudes

¡Oh envidia, raíz de infinitos males y carcoma de las virtudes!

Leer más...

¡Bendito seáis Vos, Señor -quedé yo diciendo- que dais la enfermedad y ponéis el remedio!

«¡Bendito seáis Vos, Señor -quedé yo diciendo- que dais la enfermedad y ponéis el remedio! ¿Quién encontrará a aquel mi señor que no piense, según el contento de sí lleva, haber anoche bien cenado y dormido en buena cama, y, aunque agora es de mañana, no le cuenten por muy bien almorzado?

Leer más...

Sinónimos RAE

El Diccionario de la Real Academia Española de la lengua, recoge más de noventa y tres mil entradas y las definiciones para cada una de sus acepciones. No obstante, desafortunadamente la Rae no dispone de un diccionario de sinónimos y antónimos. Hay muchos diccionarios en versión impresa y digital pero Buscapalabra ha integrado en su proyecto el que hasta la fecha es el diccionario de sinónimos y antónimos más completo.

Leer más...

La conjunción - ejemplos de conjunciones

conjunciones

¿Qué es la conjunción?

   Una conjunción es una palabra invariable que tiene como función principal la de enlazar tanto palabras (“perro y gato”) como a distintos sintagmas (“el bueno o el malo”) como a oraciones (“no lo creo yo sino que lo piensan todos”). Según si hacen de enlace entre elementos de igual o distinto nivel sintáctico, se las clasifica en propias o impropias respectivamente. Su contenido semántico lo adquieren según sea la relación entre las palabras de los enunciados en que están presentes (valor sumativo, opositivo, etc.)

Leer más...