Aunque bien sé que no hay hechizos en el mundo que puedan mover y forzar la voluntad

"Aunque bien sé que no hay hechizos en el mundo que puedan mover y forzar la voluntad, como algunos simples piensan; que es libre nuestro albedrío, y no hay yerba ni encanto que le fuerce"