Definición de habilidosa

Acepciones de Habilidosa como femenino de habilidoso

Categoría gramatical: adjetivo femenino
Categorías gramaticales de habilidosa explicadas

  1. Que tiene habilidad o está hecho con habilidad
  2. Que es hábil, en especial en tareas manuales.. que tiene capacidad para cosas en particular o en general

Ejemplos con la palabra Habilidosa

Es tremendamente habilidosa y comunicativa.
Ella es muy habilidosa en las artes marciales, especialmente el Kung Fu.
La mano a la que le va a faltar un dedo es comúnmente la menos habilidosa.
Ver ejemplos de oraciones con la palabra habilidosa

Errores ortográficos comunes para habilidosa

Palabras más comunes que riman con habilidosa


Cosa, Cosa, Cosa, Rosa, Rosa, Rosa, Esposa, Esposa, Esposa, Religiosa, Hermosa, Famosa, Nerviosa, Poderosa, Peligrosa, Curiosa, Dolorosa, Prosa, Diosa, Espinosa, Espinosa, Maravillosa, Glucosa, Misteriosa, Amorosa, Sosa, Silenciosa, Generosa, Preciosa, Rigurosa, Luminosa, Valiosa, Dudosa, Numerosa, Exitosa, Orgullosa, Mariposa, Llosa, Fosa, Fosa, Fosa, Asombrosa, Furiosa, Prestigiosa, Gloriosa, Sospechosa, Mucosa, Mucosa, Penosa, Minuciosa, Cuidadosa, Ambiciosa, Graciosa, Prodigiosa, Deliciosa, Costosa, Imperiosa, Respetuosa, Cariñosa, Espantosa, Ansiosa, Vigorosa, Novedosa, Amistosa, Angustiosa, Losa, Losa, Losa, Temblorosa, Nebulosa, Forzosa, Milagrosa, Escandalosa, Escandalosa, Caprichosa, Temerosa, Vertiginosa, Beneficiosa, Gaseosa, Celulosa, Lujosa, Borrosa, Piadosa, Dichosa, Reposa, Reposa, Celosa, Engañosa, Fabulosa, Contagiosa, Ruidosa, Sabrosa, Calurosa, Monstruosa, Posa, Posa, Posa, Armoniosa, Intravenosa, Montañosa,

Palabras que riman con habilidosa


Poemas con la palabra habilidosa

Caperucita Roja que se nos fue

-- de Evaristo Carriego --

¡Ah, si volvieras...! ¡Cómo te extrañan mis hermanos!
La casa es un desquicio: ya no está la hacendosa
muchacha de otros tiempos. ¡Eras la habilidosa
que todo lo sabías hacer con esas manos...!

El menor de los chicos, ¡pobrecito! te llama
recordándote siempre lo que le prometieras,
para que le dés algo... Y a veces — ¡si lo oyeras! —
para que como entonces le prepares la cama.

¡Cómo entonces! ¿Entiendes? ¡Ah, desde que te fuiste,
en la casita nuestra todo el mundo anda triste,
y temo que los viejos se enfermen, ¡pobres viejos!

Mi madre disimula, pero a escondidas llora,
con el supersticioso temor de verte lejos...
Caperucita roja, ¿dónde estarás ahora?



Poetisa del día

Poeta del día

© Todos los derechos reservados Buscapalabra.com

Ariiba