Definición de anverso

Acepciones de Anverso

Categoría gramatical: sustantivo masculino
Categorías gramaticales de anverso explicadas

  1. En las monedas y medallas, parte que se considerecho la principal por llevar el busto de una persona o por otro motivo.
  2. Cara en que va impresa la primera página de un pliego.
  3. Cara principal de las monedas o medallas. cara de una hoja de papel por la que se empieza a escribir.

Ejemplos con la palabra Anverso

Se ha perdido la imagen de la Asunción que estaba en el anverso de la cruz.
Anverso: la pintora Nade¸da Petrovi y una escultura que representa a la artista,.
Presentan un color es verde oscuro lustroso en el anverso y más claro en el reverso.
Anverso: el primero gobernador de banco national Dorde Vajfert, de fondo su cervecería,.
Ver ejemplos de oraciones con la palabra anverso

Errores ortográficos comunes para anverso

Palabras que derivan de anverso


Anversos

Palabras que derivan de anverso

Palabras más comunes que riman con anverso


Universo, Verso, Verso, Verso, Diverso, Inverso, Perverso, Reverso, Inmerso, Adverso, Disperso, Disperso, Anverso, Converso, Converso, Terso, Terso, Transverso, Transverso, Tergiverso, Introverso, Trasverso, Malverso, Judeoconverso, Averso,

Palabras que riman con anverso


Algunos refranes con anverso

No hay anverso sin reverso

Ver más refranes sobre anverso

Poemas con la palabra anverso

Trilce: LXIX

-- de César Vallejo --

Qué nos buscas, oh mar, con tus volúmenes
docentes! Qué inconsolable, qué atroz
estás en la febril solana.

Con tus azadones saltas,
con tus hojas saltas,
hachando, hachando en loco sésamo,
mientras tornan llorando las olas, después
de descalcar los cuatro vientos
y todos los recuerdos, en labiados plateles
de tungsteno, contractos de colmillos
y estáticas eles quelonias.

Filosofía de alas negras que vibran
al medroso temblor de los hombros del día.

El mar, y una edición en pie,
en su única hoja el anverso
de cara al reverso.

qué nos buscas, oh mar, con tus volúmenes

-- de César Vallejo --

lxix
qué nos buscas, oh mar, con tus volúmenes
docentes! qué inconsolable, qué atroz
estás en la febril solana.
Con tus azadones saltas,
con tus hojas saltas,
hachando, hachando en loco sésamo,
mientras tornan llorando las olas, después
de descalcar los cuatro vientos
y todos los recuerdos, en labiados plateles
de tungsteno, contractos de colmillos
y estáticas eles quelonias.
Filosofía de alas negras que vibran
al medroso temblor de los hombros del día.
El mar, y una edición en pie,
en su única hoja el anverso
de cara al reverso.



© Todos los derechos reservados Buscapalabra.com

Ariiba