Definición de osada

Acepciones de Osada como femenino de osado

Categoría gramatical: adjetivo femenino
Categorías gramaticales de osada explicadas

  1. Realizar alguna acción que requiere coraje o decisión
  2. Lugar de las iglesias o cementerios donde se reúnen los huesos que se sacan de las sepulturas. atreverse, emprender alguna cosa o empresa con audacia. atreverse a hacer algo

Ejemplos con la palabra Osada

mofa en los labios, y la vista osada,.
»Que así castiga Dios el alma osada,.
«Gracias a Dios o al diablo», y con osada,.
Ver ejemplos de oraciones con la palabra osada

Errores ortográficos comunes para osada

Palabras más comunes que riman con osada


Cada, Cada, Nada, Nada, Nada, Entrada, Mirada, Mirada, Llamada, Llamada, Temporada, Jornada, Llegada, Pasada, Privada, Madrugada, Madrugada, Adecuada, Dada, Realizada, Armada, Armada, Granada, Determinada, Embajada, Cerrada, Situada, Basada, Basada, Retirada, Elevada, Considerada, Presentada, Espada, Espada, Espada, Citada, Cucharada, Dedicada, Formada, Publicada, Sentada, Organizada, Creada, Aprobada, Celebrada, Fachada, Fachada, Denominada, Utilizada, Acompañada, Avanzada, Destinada, Obligada, Parada, Marcada, Limitada, Tomada, Afectada, Brigada, Relacionada, Generalizada, Ubicada, Jugada, Encargada, Aplicada, Demasiada, Delicada, Preparada, Portada, Portada, Mencionada, Pesada, Embarazada, Fundada, Llevada, Llevada, Empleada, Empleada, Picada, Ensalada, Sagrada, Casada, Especializada, Desarrollada, Representada, Asociada, Dorada, Complicada, Iniciada, Apoyada, Terminada, Controlada, Anunciada, Prolongada, Ocupada, Ocupada, Moderada, Inesperada, Rodeada,

Palabras que riman con osada


Poemas con la palabra osada

Pobre importuno

-- de Dionisio de Solís --

¿Por qué aspira sin fruto, Arnardi bella,
a lo que darme tu piedad resiste?
¿por qué mi amor en alcanzar insiste
lo que me impide merecer mi estrella?

¿No fuera bien buscar a mi querella,
en el asilo de mi tumba triste,
el anhelado fin, pues que consiste
mi única dicha y mi consuelo en ella?

¡Necio, que pronto de esperar cansado,
se abate tu pasión, antes osada,
y con el miedo la fortuna mide!

¿Qué amador fue constante y no fue amado?
¿O qué mujer, del hombre importunada,
no la concede al fin lo que le pide?

parnaso español 27

-- de Francisco de Quevedo --

Esta miseria, gran señor, honrosa,
de la humana ambición alma dorada;
esta pobreza ilustre acreditada,
fatiga dulce y inquietud preciosa;
este metal de la color medrosa
y de la fuerza contra todo osada
te vuelvo: que alta dádiva envidiada
enferma la fortuna más dichosa.
Recíbelo, nerón; que, en docta historia,
más será recibirlo que fue darlo,
y más seguridad en mí el volverlo:
pues juzgarán, y te será más gloria,
que diste oro a quien supo despreciarlo
para mostrar que supo merecerlo.



Poetisa del día

Poeta del día

© Todos los derechos reservados Buscapalabra.com

Ariiba