Definición de numeración


  ·El diccionario de definiciones de buscapalabra contiene más de 70.000 entradas
  ·Para cada entrada además de la definición y posibles acepciones, se muestra también el origen de la palabra, su etimología y su categoría gramatical.

  ·Para encontrar una definición más extensa y completa de una palabra, buscapalabra recomienda Diccionario de la RAE


Acepciones de numeración

Categoría gramatical: nombre

Categoría gramatical y tiempos verbales de numeración explicados


a) acción y efecto de numerar
b) sistema para nombrar, mediante una cantidad finita de signos o vocablos, la serie infinita de los números

Puedes ver los sinónimos de numeración aquí

    Errores ortográficos comunes para numeración




    Versión AMP de esta página


    • Numerales Cardinales y Ordinales. Números Romanos

      Numerales Cardinales

      El numeral cardinal es un número natural que expresa cantidad. Como norma general, suelen ser empleados como adjetivos: He comprado cinco tomates en la frutería, aunque también puede aparecer asumiendo la función de pronombres: Necesito dos, o sustantivos: Has dibujado un tres torcido.

      Pueden distinguirse dos tipos de numerales cardinales, los simples y los compuestos. El simple abarca del cero al quince. Los cardinales compuestos están formados por la unión de varios simples. Los números cardinales comprendidos entre el dieciséis y el diecinueve y entre el veintiuno y el veintinueve se escriben con una sola palabra. A partir del treinta la numeración se expresa empleando dos palabras, utilizando la conjunción y en dicha numeración. Por ejemplo, treinta y uno, noventa y ocho, etc. El resto de grafías se forma por simple yuxtaposición: ciento dos, mil cuatrocientos seis, trescientos mil cuatro.

    • La conjunción - ejemplos de conjunciones
      La conjunción - ejemplos de conjunciones

      ¿Qué es la conjunción?

         Una conjunción es una palabra invariable que tiene como función principal la de enlazar tanto palabras (“perro y gato”) como a distintos sintagmas (“el bueno o el malo”) como a oraciones (“no lo creo yo sino que lo piensan todos”). Según si hacen de enlace entre elementos de igual o distinto nivel sintáctico, se las clasifica en propias o impropias respectivamente. Su contenido semántico lo adquieren según sea la relación entre las palabras de los enunciados en que están presentes (valor sumativo, opositivo, etc.)