Definición de inextinguible

Acepciones de Inextinguible

Categoría gramatical: adjetivo
Categorías gramaticales de inextinguible explicadas

  1. Que no se puede extinguir o extinguirse, o que no puede ser extinguido.
  2. Que no se puede extinguir. de perpetua o larga duración. que no puede ser eliminado

Ejemplos con la palabra Inextinguible

Amor en fuego ardiente, inextinguible,.
¿Y habrás de ser eterno, inextinguible,.
que inextinguible en nuestros pueblos arde.
Cuando lámpara ardiente de fuego inextinguible.

Errores ortográficos comunes para inextinguible

Palabras más comunes que riman con inextinguible


Posible, Imposible, Terrible, Imprescindible, Visible, Sensible, Combustible, Disponible, Invisible, Horrible, Preferible, Previsible, Indiscutible, Flexible, Irreversible, Comprensible, Factible, Compatible, Incomprensible, Sostenible, Susceptible, Accesible, Apacible, Ineludible, Inconfundible, Temible, Irresistible, Incompatible, Discutible, Imprevisible, Imperceptible, Perceptible, Insostenible, Inconcebible, Impasible, Incontenible, Invencible, Inadmisible, Infalible, Irrepetible, Tangible, Insensible, Comestible, Asequible, Inflexible, Inaccesible, Plausible, Ostensible, Reconocible, Inteligible, Insustituible, Irreductible, Admisible, Indefinible, Indescriptible, Indecible, Reversible, Impredecible, Irreconocible, Inamovible, Indivisible, Apetecible, Insufrible, Intangible, Atribuible, Inservible, Exigible, Ininteligible, Imponible, Indestructible, Inaudible, Intransferible, Audible, Presumible, Predecible, Concebible, Inconmovible, Punible, Extensible, Inasible, Incorregible, Risible, Desapacible, Imbatible, Irreprimible, Legible, Incorruptible, Convertible, Ilegible, Prescindible, Irascible, Incombustible, Permisible, Inasequible, Deducible, Incontrovertible, Entendible, Inextinguible, Irrebatible, Asumible,

Palabras que riman con inextinguible


Poemas con la palabra inextinguible

la caída i

-- de Octavio Paz --

A la memoria de jorge cuesta
abre simas en todo lo creado,
abre el tiempo la entraña de lo vivo,
y en la hondura del pulso fugitivo
se precipita el hombre desangrado.
¡Vértigo del minuto consumado!
en el abismo de mi ser nativo,
en mi nada primera, me desvivo:
yo mismo frente a mí, ya devorado.
Pierde el alma su sal, su levadura,
en concéntricos ecos sumergida,
en sus cenizas anegada, oscura.
Mana el tiempo su ejército impasible,
nada sostiene ya, ni mi caída,
transcurre solo, quieto, inextinguible.


A la Santa Cruz (1)

-- de Rafael María Baralt --

Fuiste suplicio en que a morir de horrenda
muerte de oprobio y de dolor profundo
el hombre a sus esclavos, iracundo,
en su justicia condenó tremenda.

Y ora, contrito, religiosa ofrenda
de amores rinde ante tus pies el mundo
y de ti brota en manantial fecundo
consuelo al justo, al pecador enmienda.

¿Por qué trocado tu baldón en gloria,
y en júbilo por qué tu pesadumbre,
y en santo libro tu infernal historia?

Porque el Venido de la excelsa cumbre
dejó en tus brazos su feliz memoria,
y de su amor inextinguible lumbre.


© Todos los derechos reservados Buscapalabra.com

Ariiba