Definición de diurno

Acepciones de Diurno

Categoría gramatical: sustantivo masculino, adjetivo masculino
Categorías gramaticales de diurno explicadas

  1. Del día, en oposición a la noche
  2. Se aplica a los animales que desarrollan su actividad durante el día y a las flores que se abren sólo por el día.
  3. Del día, en contraposición a lo relativo a la noche. se dice de los animales que cazan de día y de las plantas cuyas flores solo están abiertas de día. que ocurre o se realiza durante el día
  4. Se refiere a la planta que sólo abre sus flores de día..

Ejemplos con la palabra Diurno

Es un animal diurno, más activo a la mañana y al atardecer.
Es un animal diurno que vive el grupos grandes, desde seis a más de cincuenta individuos.
El objetivo fundamental de la tarifa nocturna era transferir parte del consumo diurno al horario nocturno.
Se han señalado variaciones significativas de la amplitud y latencia basados en el ritmo diurno de los sujetos.
Ver ejemplos de oraciones con la palabra diurno

Errores ortográficos comunes para diurno

Palabras que derivan de diurno


Diurna, Diurnas, Diurnos, Diurnamente

Palabras que derivan de diurno

Palabras más comunes que riman con diurno


Turno, Turno, Nocturno, Nocturno, Saturno, Taciturno, Coturno, Embadurno, Alburno, Viburno, Soturno, Eburno, Diuturno, Vulturno,

Palabras que riman con diurno


Poemas con la palabra diurno

fantasma

-- de Pablo Neruda --

Cómo surges de antaño, llegando,
encandilada, pálida estudiante,
a cuya voz aún piden consuelo
los meses dilatados y fijos.
Sus ojos luchaban como remeros
en el infinito muerto
con esperanza de sueño y materia
de seres saliendo del mar.
De la lejanía en donde
el olor de la tierra es otro
y lo vespertino llega llorando
en forma de oscuras amapolas.
En la altura de los días inmóviles
el insensible joven diurno
en tu rayo de luz se dormía
afirmado como en una espada.
Mientras tanto crece a la sombra
del largo transcurso en olvido
la flor de la soledad, húmeda, extensa,
como la tierra en un largo invierno.

soneto lxxii cien sonetos de amor (1959) tarde

-- de Pablo Neruda --

Soneto lxxii
amor mío, el invierno regresa a sus cuarteles,
establece la tierra sus dones amarillos
y pasamos la mano sobre un país remoto,
sobre la cabellera de la geografía.
Irnos! hoy! adelante, ruedas, naves, campanas,
aviones acerados por el diurno infinito
hacia el olor nupcial del archipiélago,
por longitudinales harinas de usufructo!
vamos, levántate, y endiadémate y sube
y baja y corre y trina con el aire y conmigo
vámonos a los trenes de arabia o tocopilla,
sin más que trasmigrar hacia el polen lejano,
a pueblos lancinantes de harapos y gardenias
gobernados por pobres monarcas sin zapatos.



Poetisa del día

Poeta del día

© Todos los derechos reservados Buscapalabra.com

Ariiba