Definición de diente


  ·El diccionario de definiciones de buscapalabra contiene más de 70.000 entradas
  ·Para cada entrada además de la definición y posibles acepciones, se muestra también el origen de la palabra, su etimología y su categoría gramatical.

  ·Para encontrar una definición más extensa y completa de una palabra, buscapalabra recomienda Diccionario de la RAE


Acepciones de diente

Categoría gramatical: 3ª persona singular del presente de subjuntivo, 1ª persona singular del presente de subjuntivo, nombre

Categoría gramatical y tiempos verbales de diente explicados

Etimología: Del latín dens dentis


a) estructura compleja de varias capas de tejido, la más externa de las cuales es de apariencia ósea, que la mayoría de los vertebrados tienen en la mandíbula para ayudar a cortar y triturar la comida. en algunas especies están asimismo adaptados para la defensa y la predación. existen varios tipos de dientes, ajustados a la dieta de la especie, y la fórmula dentaria es una de las claves típicas en la identificación fisiológica de un animal. hipónimos: canino, colmillo, incisivo, molar, premolar, chelgue
b) puntas o púas que presentan algunas herramientas y que constituyen su borde funcional para cortar o desempeñar otra actividad.
c) protuberancia roma que presentan los engranajes para articularse entre sí.
d) estructura calcárea dura presente en la boca de muchos animales vertebrados, generalmente utilizada para comer.

Puedes ver los sinónimos de diente aquí

Diente en otros idiomas

  • en latín: dens, dentis masculino
  • en griego: n. οδού` τ`οχού
  • en francés: n. dent (d'engrenage)
  • en italiano: n. dente (di ruota)
  • en portugués: n. dente de engrenagem
  • en inglés: cog, tooth, prong
  • en alemán: n. radzahn

Errores ortográficos comunes para diente


Algunos refranes con diente

a burro regalado, no le mires el diente
a caballo de presente no se le mira el diente
a caballo de presente, no se repara en el diente
a caballo regalado no se le mira el diente
a cara de lobo, diente de perro
a carne de lobo, diente de perro
a carne dura, diente de perro
a diente cogen la liebre
a la leche nada le eches, pero le dice la leche al aguardiente: ¡déjate caer, valiente!
a la mujer y al aguardiente, ¡de repente!
a la mujer y el aguardiente, de repente
a la nana, nanita, de san vicente, ya sabrás como el niño ya tiene un diente


Ver más refranes sobre diente



Versión AMP de esta página


  • Numerales Cardinales y Ordinales. Números Romanos

    Numerales Cardinales

    El numeral cardinal es un número natural que expresa cantidad. Como norma general, suelen ser empleados como adjetivos: He comprado cinco tomates en la frutería, aunque también puede aparecer asumiendo la función de pronombres: Necesito dos, o sustantivos: Has dibujado un tres torcido.

    Pueden distinguirse dos tipos de numerales cardinales, los simples y los compuestos. El simple abarca del cero al quince. Los cardinales compuestos están formados por la unión de varios simples. Los números cardinales comprendidos entre el dieciséis y el diecinueve y entre el veintiuno y el veintinueve se escriben con una sola palabra. A partir del treinta la numeración se expresa empleando dos palabras, utilizando la conjunción y en dicha numeración. Por ejemplo, treinta y uno, noventa y ocho, etc. El resto de grafías se forma por simple yuxtaposición: ciento dos, mil cuatrocientos seis, trescientos mil cuatro.

  • El buen uso del español
    El buen uso del español

    “El buen uso del Español” es un manual didáctico que publicó a finales del 2013 la Real academia Española de la lengua, es una obra destinada al gran público que tiene como fin el de adiestrar en el buen uso del español. Para ello aborda en sus más de 500 páginas 224 bloques temáticos, resolviendo en cada bloque temático una cuestión concreta de la lengua.

    Echando un vistazo al índice de bloques salta a la vista que se ha tenido muy en cuenta el español de los países hispanohablantes, hecho muy en consonancia de la RAE cuya filosofía no es otra que el uso determine la norma y no al revés. No hay que perder de vista que de los 420 millones de hispanohablantes la gran mayoría se concentra en el continente Americano.