Definición de creído

Acepciones de Creído como conjugación de creer

Categoría gramatical: adjetivo masculino, participio de creer
Categorías gramaticales de creído explicadas

  1. Estar persuadido de que algo es cierto.
  2. Tener por verosímil o probable.
  3. Presumir tener uno una cualidad que no tiene.
  4. En religión. dar firme asenso a las verdades reveladas por dios, y puestas por la iglesia.
  5. Tomar como cierta una cosa no demostrada por la ciencia, tener fe.
  6. Tener una opinión, creencia o idea.
  7. Considerar o aceptar una cosa como cierta sin tener pruebas irrefutables de ella. pensar, juzgar, conjeturar. suponer determinada cosa
  8. Tener fe en los dogmas de una religión..

Ejemplos con la palabra Creído

Han creído que usted es el autor.
Nunca he creído que fueses capaz de engañarme.
Mis colegas y yo hemos creído que un cebo semejante es el mejor atractivo.

Errores ortográficos comunes para creído


Algunos refranes con creído

El que en mentira es cogido, cuando dice la verdad no es creído

Hombre bien vestido, por su palabra creído

Hombre bien vestido, por su palabra es creído

Más creído que marrano estrenando lazo

Se ha creído que todo es natilla

Ver más refranes sobre creído

Poemas con la palabra creído

nadie escuche mi voz y triste acento

-- de Juan de Tassis y Peralta --

De suspiros y lágrimas mezclado,
si no es que tenga el pecho lastimado
de dolor semejante al que yo siento.
Que no pretendo ejemplo ni escarmiento
que rescate a los otros de mi estado,
sino mostrar creído y no aliviado
de un firme amor el justo sentimiento.
Juntóse con el cielo a perseguirme
la que tuvo mi vida en opiniones
y de mí mismo a mí como en destierro.
Quisieron persuadirme las razones
hasta que en el propósito más firme
fue disculpa del yerro el mismo hierro.


Triste cosa es gemir entre cadenas

-- de Manuel María de Arjona --

Triste cosa es gemir entre cadenas,
sufriendo a un dueño bárbaro y tirano,
triste cosa surcar el océano
cuando quebranta mástiles y antenas;

triste el pisar las líbicas arenas,
y el patrio nido recordar lejano,
y aún es más triste suspirar en vano
sembrando el aire de perdidas penas.

Mas ni dura prisión ni ola espantosa,
ni destierro en el Niger encendido,
ni sin fin esperanza fatigosa,

es, ¡oh cielos!, el mal de mi temido;
la pena más atroz, más horrorosa,
es de veras amar sin ser creído.


© Todos los derechos reservados Buscapalabra.com

Ariiba