Definición de abismal

Acepciones de Abismal

Categoría gramatical: adjetivo
Categorías gramaticales de abismal explicadas

  1. Cualquiera de clavos con que el hierro de la lanza quedaba fijado a su asta
  2. Muy profundo.
  3. Del abismo oceánico. cada uno de los clavos con que se fijaba el hierro en el asta de las alabardas o picas. que está relacionado con los abismos

Ejemplos con la palabra Abismal

A cada una de estas pausas corresponde un descenso abismal.
Son condiciones dolorosas de la vida en la Sexta Región Abismal.
La diferencia abismal de precio entre una y otra marca levanta agrias discusiones.
Cada diez horas dábamos una vuelta de remolino completa para acercarnos más al centro abismal.

Errores ortográficos comunes para abismal

Palabras más comunes que riman con abismal


Al, General, Nacional, Tal, Cual, Social, Final, Mal, Mal, Mal, Real, Real, Real, Internacional, Igual, Total, Especial, Capital, Capital, Actual, Personal, Central, Mundial, Principal, Natural, Oficial, Cultural, Local, Local, Tribunal, Electoral, Fiscal, Profesional, Material, Hospital, Hospital, Moral, Moral, Normal, Industrial, Sal, Sal, Fundamental, Comercial, Municipal, Federal, Judicial, Animal, Animal, Regional, Tradicional, Canal, Original, Laboral, Sexual, Constitucional, Habitual, Universal, Universal, Legal, Musical, Inicial, Inicial, Intelectual, Penal, Global, Festival, Ideal, Occidental, Estatal, Individual, Esencial, Liberal, Editorial, Anual, Presidencial, Mental, Señal, Radical, Radical, Potencial, Vital, Provincial, Rival, Institucional, Temporal, Temporal, Rural, Formal, Cristal, Ambiental, Policial, Empresarial, Sindical, Oriental, Espiritual, Corresponsal, Catedral, Catedral, Integral,

Palabras que riman con abismal


Poemas con la palabra abismal

amanecer

-- de Josefina Pla --

A gastón figueira

la mañana irisada, como fino cristal
se curvó sobre el ancho campo reverdeciente.
A la abismal succión del azul transparente,
agriétase la carne de un ansia germinal.

Y a la blondez purísima de su desnudez tierna,
la mísera corteza se nos cuartea en congoja,
y un sollozo nos sube desde la honda cisterna
en sombra donde el párpado su penitencia moja.

El dolor de las alas imposibles
nos curva más bajo el cansancio irredimible
que se adhiere a la carne dolorosa:
y en la punta de una hoja, radiante y temblorosa,
la
gota de rocío
nos finge aquella lágrima inefable
en que, por fin, pudiera el alma miserable
volcar la última gota amarga del hastío.


© Todos los derechos reservados Buscapalabra.com

Ariiba