Antónimos de yerro



·Se muestran los Antónimos de yerro ordenados por niveles de cercanía semántica.

  ·Para consultar la definición, categoría gramatical, origen y etimología de cualquier palabra, sólo tienes que hacer clic sobre ella.

Antónimos de Yerro
1 antónimos de Yerro
11 Pseudo-antónimos de Yerro

Antónimos de Yerro

 Acierto de acertar 1ª persona singular del presente de indicativo, nombre

Palabras semánticamente contrapuestas a Yerro (pseudo-antónimos)

 Tino Nombre
 Tacto Nombre
 Tiento de tentar 1ª persona singular del presente de indicativo, nombre
 Conveniencia Nombre
 Oportunidad Nombre
 Puntería Nombre
 Hallazgo Nombre, en desuso
 éxito Nombre, en desuso
 Logro de lograr 1ª persona singular del presente de indicativo, nombre
Antónimos de yerro: acierto, tino, tacto, tiento, conveniencia, oportunidad, puntería, hallazgo, descubrimiento, éxito

 

La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones

La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida

Leer más...

Siempre, Sancho, lo he oído decir, que el hacer bien a villanos es echar agua en la mar

Siempre, Sancho, lo he oído decir, que el hacer bien a villanos es echar agua en la mar

Leer más...

Numerales Cardinales y Ordinales. Números Romanos

Numerales Cardinales

El numeral cardinal es un número natural que expresa cantidad. Como norma general, suelen ser empleados como adjetivos: He comprado cinco tomates en la frutería, aunque también puede aparecer asumiendo la función de pronombres: Necesito dos, o sustantivos: Has dibujado un tres torcido.

Pueden distinguirse dos tipos de numerales cardinales, los simples y los compuestos. El simple abarca del cero al quince. Los cardinales compuestos están formados por la unión de varios simples. Los números cardinales comprendidos entre el dieciséis y el diecinueve y entre el veintiuno y el veintinueve se escriben con una sola palabra. A partir del treinta la numeración se expresa empleando dos palabras, utilizando la conjunción y en dicha numeración. Por ejemplo, treinta y uno, noventa y ocho, etc. El resto de grafías se forma por simple yuxtaposición: ciento dos, mil cuatrocientos seis, trescientos mil cuatro.

Leer más...

Poetisa del día