Antónimos de rencor



·Se muestran los Antónimos de rencor ordenados por niveles de cercanía semántica.

  ·Para consultar la definición, categoría gramatical, origen y etimología de cualquier palabra, sólo tienes que hacer clic sobre ella.

Antónimos de Rencor
2 antónimos de Rencor
24 Pseudo-antónimos de Rencor

Antónimos de Rencor

 Simpatía Nombre
 Cariño de cariñar 1ª persona singular del presente de indicativo, nombre

Palabras semánticamente contrapuestas a Rencor (pseudo-antónimos)

 Apego de apegarse 1ª persona singular del presente de indicativo, nombre
 Afecto de afectar 1ª persona singular del presente de indicativo, adjetivo, nombre
 Inclinación Nombre
 Atracción Nombre
 Afición Nombre
 Aprecio de apreciar 1ª persona singular del presente de indicativo, nombre
 Favor Nombre
 Afección Nombre, en desuso
 Encanto de encantar 1ª persona singular del presente de indicativo, nombre
 Gancho Nombre
 Gracia Nombre
 Agrado de agradar 1ª persona singular del presente de indicativo, nombre, en desuso
 Amabilidad Nombre
 Campechanía Nombre
 Simpatías de simpatía Nombre
 Apoyo de apoyar 1ª persona singular del presente de indicativo, nombre
 Adhesión Nombre
 Estima de estimar Imperativo, singular, 3ª persona singular del presente de indicativo, nombre
 Caricia Nombre
 Carantoña Nombre, en desuso
 Mimo de mimar 1ª persona singular del presente de indicativo, nombre
 Cuidado de cuidar Participio, verbo transitivo, verbo intransitivo, verbo pronominal, nombre
 Entrega de entregar Imperativo, singular, 3ª persona singular del presente de indicativo, nombre, en desuso


 

El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho

El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho

Leer más...

Amor y deseo son dos cosas diferentes

Amor y deseo son dos cosas diferentes; que no todo lo que se ama se desea, ni todo lo que se desea se ama

Leer más...

Y así, tenía una caja de hierro, toda agujerada como salvadera

frase de la vida del buscón de quevedo

Y así, tenía una caja de hierro, toda agujerada como salvadera, abríala y metía un pedazo de tocino en ella que la llenase y tornábala a cerrar y metíala colgando de un cordel en la olla, para que la diese algún zumo por los agujeros y quedase para otro día el tocino. Parecióle después que en esto se gastaba mucho, y dio en sólo asomar el tocino a la olla. Dábase la olla por entendida del tocino y nosotros comíamos algunas sospechas de pernil. 

Leer más...

El buen uso del español

“El buen uso del Español” es un manual didáctico que publicó a finales del 2013 la Real academia Española de la lengua, es una obra destinada al gran público que tiene como fin el de adiestrar en el buen uso del español. Para ello aborda en sus más de 500 páginas 224 bloques temáticos, resolviendo en cada bloque temático una cuestión concreta de la lengua.

Echando un vistazo al índice de bloques salta a la vista que se ha tenido muy en cuenta el español de los países hispanohablantes, hecho muy en consonancia de la RAE cuya filosofía no es otra que el uso determine la norma y no al revés. No hay que perder de vista que de los 420 millones de hispanohablantes la gran mayoría se concentra en el continente Americano.

Leer más...

Numerales Cardinales y Ordinales. Números Romanos

Numerales Cardinales

El numeral cardinal es un número natural que expresa cantidad. Como norma general, suelen ser empleados como adjetivos: He comprado cinco tomates en la frutería, aunque también puede aparecer asumiendo la función de pronombres: Necesito dos, o sustantivos: Has dibujado un tres torcido.

Pueden distinguirse dos tipos de numerales cardinales, los simples y los compuestos. El simple abarca del cero al quince. Los cardinales compuestos están formados por la unión de varios simples. Los números cardinales comprendidos entre el dieciséis y el diecinueve y entre el veintiuno y el veintinueve se escriben con una sola palabra. A partir del treinta la numeración se expresa empleando dos palabras, utilizando la conjunción y en dicha numeración. Por ejemplo, treinta y uno, noventa y ocho, etc. El resto de grafías se forma por simple yuxtaposición: ciento dos, mil cuatrocientos seis, trescientos mil cuatro.

Leer más...