Nicolás Guillén

Nicolás Guillén

Poeta y Periodista Cubano cuyo nombre completo es Nicolás Cristóbal Guillén Batista

Camagüey, 10 de julio de 1902 - La Habana, 16 de julio de 1989


38 Poesías de Nicolás Guillén

Poemas más populares de Nicolás Guillén


canto negro

¡yambambó, yambambé!
repica el congo solongo,
repica el negro bien negro;
congo solongo del songo
baila yambó sobre un pie.
Mamatomba,
serembe cuserembá.
El negro canta y se ajuma,
el negro se ajuma y canta,
el negro canta y se va.
Acuememe serembó,

yambó,
aé.
Tamba, tamba, tamba, tamba,
tamba del negro que tumba;
tumba del negro, caramba,
caramba, que el negro tumba:
¡yamba, yambó, yambambé!


Poema canto negro de Nicolás Guillén con fondo de libro

canción

¡de qué callada manera
se me adentra usted sonriendo,
como si fuera
la primavera!
(yo, muriendo.)
Y de qué modo sutil
me derramó en la camisa
todas las flores de abril.
¿Quién le dijo que yo era
risa siempre, nunca llanto,
como si fuera
la primavera?
(no soy tanto.)
En cambio, ¡qué espiritual
que usted me brinde una rosa
de su rosal principal!
¡de qué callada manera
se me adentra usted sonriendo,
como si fuera
la primavera!
(yo, muriendo.)


Poema canción de Nicolás Guillén con fondo de libro

la muralla

La muralla
a cristina ruth agosti
para hacer esta muralla,
tráiganme todas las manos:
los negros, su manos negras,
los blancos, sus blancas manos.
Ay,
una muralla que vaya
desde la playa hasta el monte,
desde el monte hasta la playa, bien,
allá sobre el horizonte.
¡Tun, tun!
¿quién es?
una rosa y un clavel...
¡Abre la muralla!
¡tun, tun!
¿quién es?
el sable del coronel...
¡Cierra la muralla!
¡tun, tun!
¿quién es?
la paloma y el laurel...
¡Abre la muralla!
¡tun, tun!
¿quién es?
el alacrán y el ciempiés...
¡Cierra la muralla!
al corazón del amigo,
abre la muralla;
al veneno y al puñal,
cierra la muralla;
al mirto y la yerbabuena,
abre la muralla;
al diente de la serpiente,
cierra la muralla;
al ruiseñor en la flor,
abre la muralla...
Alcemos una muralla
juntando todas las manos;
los negros, sus manos negras,
los blancos, sus blancas manos.
Una muralla que vaya
desde la playa hasta el monte,
desde el monte hasta la playa, bien,
allá sobre el horizonte...