Luisa de Carvajal y Mendoza

Luisa de Carvajal y Mendoza

Poetisa, Monja y Mística Española cuyo nombre completo es Luisa de Carvajal y Mendoza

Jaraicejo, 2 de enero de 15661? - Londres, 2 de enero de 1614


3 Poesías de Luisa de Carvajal y Mendoza

Poemas más populares de Luisa de Carvajal y Mendoza


Espiritual de afectos de amor encendidísimo y deseos de martirio

Esposas dulces, lazo deseado,
ausentes trances, hora victoriosa,
infamia felicísima y gloriosa,
holocausto en mil llamas abrasado.
Di, amor, ¿por qué tan lejos apartado
se ha de mí aquesta suerte venturosa,
y la cadena amable y deleitosa
en dura libertad se me ha trocado?
¿Ha sido por ventura haber querido
que la herida que al alma penetrada
tiene con dolor fuerte, desmedido,
no quede socorrida ni curada,
y el afecto aumentado y encendido,
la vida a puro amor sea desatada?


Poema Espiritual de afectos de amor encendidísimo y deseos de martirio de Luisa de Carvajal y Mendoza con fondo de libro

A la ausencia de su dulcísimo señor en la Sagrada Comunión

¡Ay soledad amarga y enojosa,
causada de mi ausente y dulce amado;
dardo eres en el alma atravesado,
dolencia penosísima y furiosa!
Prueba de amor terrible y rigurosa
y cifra del pesar más apurado,
cuidado que no sufre otro cuidado,
tormento intolerable y sed ansiosa.
Fragua que en vivo fuego me convierte,
de los soplos de amor tan avivada,
que aviva mi dolor hasta la muerte.
Bravo mar, en el cual mi alma engolfada,
con tormenta camina dura y fuerte
hasta el puerto y ribera deseada.


Poema A la ausencia de su dulcísimo señor en la Sagrada Comunión de Luisa de Carvajal y Mendoza con fondo de libro

Soneto espiritual de Silva

En el siniestro brazo recostada
de su amado Pastor, Silva dormía,
y con la diestra mano la tenía
con un estrecho abrazo a sí allegada.
Y de aquel dulce sueño recordada,
le dijo: "El corazón del alma mía
vela, y yo duermo. ¡Ay! Suma alegría,
cuál me tiene tu amor tan traspasada.
Ninfas del paraíso soberanas,
sabed que estoy enferma y muy herida
de unos abrasadísimos amores.
Cercadme de odoríferas manzanas,
pues me veis, como fénix, encendida;
y cercadme también de amenas flores".


Poema Soneto espiritual de Silva de Luisa de Carvajal y Mendoza con fondo de libro