Ejemplos con yacimiento

Muchas veces la mejor manera de entender el significado de una palabra, es leer textos donde aparece dicha palabra. Por ese motivo te ofrecemos innumerables ejemplos extraidos de textos españoles seleccionados.

En la actualidad, dicho cerro cuenta con un centro cultural de interpretación junto al yacimiento, con material audiovisual, maquetas y demás, para que comprenda el visitante la forma de existencia de ésta ancestral cultura.
La primera señal de población se encuentra en el yacimiento eneolítico del Molí Roig.
En este valle se establecieron hace varios miles de años pueblos portadores de la cultura olmeca, de los que se conoce especialmente el yacimiento arqueológico conocido como Las Bocas-Caballo Pintado, en el municipio de Izúcar de Matamoros.
El yacimiento petrolífero de Cantarell está formado por los campos de Akal, Chac, Kutz y Nohoch, ubicados en la Sonda de Campeche.
Cantera Cerro Cudico: este cerro actualmente se utiliza como yacimiento o cantera para la extracción de rocas destinadas a la construcción de defensas ribereñas en la ciudad de Temuco y Padre las Casas.
El yacimiento principal es la cueva de Ojo Guareña, ubicada en un amplio y denso complejo kárstico en la zona meridional de la Cordillera Cantábrica.
En el yacimiento destaca el poblado de las Quintanas, que ha sido declarado Bien de Interés Cultural.
Posteriormente pasó a Rusia, sobreviviendo gracias al usufructo de un yacimiento carbonífero y al turismo.
Este proyecto llevó a una serie de publicación del yacimiento y sus restos.
La villa bajoimperial de Saucedo, proviene del la segunda fase de ocupación del yacimiento, en uso desde finales del siglo III-finales del siglo IV d.
Los restos visibles que dan nombre al yacimiento corresponden a época romana.
Durante la Edad del Bronce, parece ser que se ocupa por primera vez el yacimiento de El Castillejo , de El Villar de Puertollano, asentamiento que debe estar relacionado con los yacimientos de los cerros circundantes.
El Castillejo es un ejemplo de yacimiento en una loma de escasa altitud ocupando el centro del valle, desde el que se debe ejercer el control de los recursos fluviales o, tal vez, la vigilancia del acceso por el curso del río Ojailén.
Un yacimiento de similares características es El Castillejo de Asdrubal.
Probablemente durante el Hierro I, el yacimiento continuó siendo ocupado, aunque se desconoce la entidad de la población, pues los datos aportados son meramente superficiales.
Ha aparecido en el lugar una notable cantidad de ases ibéricos y también de moneda fraccionaria, objetos de bronce, desde simples piezas de ornamentación personal a pies de lampadarios y restos de una estatua o pieza mayor, y también muchos objetos de hierro y cerámica campaniana gris, fina, pintada y otros, lo que da la idea de la importancia del yacimiento y de su relevancia como uno de los yacimientos más interesantes de esta época en la Cataluña interior y sobre todo un yacimiento rico de materiales que seguramente permitirá documentar la evolución de la tribu ibérica de los ausetanos en contacto con los elementos romanizadores ya presentes en la zona y también la política de intercambios entre los territorios del interior y la costa, como lo revela la variada procedencia de las monedas encontradas y de la cerámica y objetos hasta ahora estudiados.
En lo que se refiere a la cronología del yacimiento, parece clara la existencia de un hábitat desde el siglo II d.
La existencia de este yacimiento, uno de los más importantes de Cataluña de la época romana, ya intuida por eruditos del siglo XVI, Pons de Icart y el padre A.
Después, y sobre todo gracias a las exploraciones arqueológicas que, de manera discontinua pero amplia, se han ido desarrollando en el curso de los dos últimos decenios, se han obtenido nuevos datos que dejan constancia y corroboran la importancia de este yacimiento y su gran interés científico, histórico y museográfico.
Por otra parte, es un yacimiento óptimamente comunicado, frontero a una carretera comarcal, desde la cual se ven perfectamente las estructuras, y a escasos kilómetros de Quintana de la Serena.
Amenazado de forma directa e indirecta por un proceso de urbanización descontrolado de casas de campo de recreo, el yacimiento puede verse abocado a ser utilizado como agente de disfrute socio-cultural, cuando no a ser degradado progresivamente hasta su destrucción.
El yacimiento de las minas prehistóricas de Gavá-Can Tintorer constituye la primera gran explotación minera subterránea neolítica hallada en la península ibérica y, en el contexto europeo, es el único yacimiento con pruebas evidentes de explotación de la calaíta a gran escala.
Posteriormente, en épocas ibérica y romana, y después también en la contemporánea, se volvió a explotar al yacimiento para la obtención de mineral de hierro.
En esta elevación cabe destacar la Cueva del Agua con túneles que traspasan toda la montaña así como el citado yacimiento arqueológico Sima de las Palomas, aunque podremos encontrar muchas otras cuevas que taladran este pequeño montículo.
Este yacimiento junto con el de Atapuerca, ha recibido reconocimiento internacional como posible fuente en el avance de la paleoarqueología.
La importancia del yacimiento arqueológico del Cabezo Gordo, viene constrastada con los descubrimientos y hallazgos hasta ahora encontrados, consiguiendo año tras año ampliar con sus excavaciones la cantidad y calidad de restos fósiles, que tienen la ventaja, según especialistas, de estar estratificados y poseer una importante presencia en la industria paleolítica.
La información obtenida en la excavación ha aportado datos significativos sobre la cultura material de este yacimiento, que podrían adscribirse a un momento avanzado del Bronce Pleno.
Nos encontramos ante un yacimiento hispano-mulsumán cuyos restos más antiguos datan del siglo IX d.


Poetisa del día

Poeta del día

© Todos los derechos reservados Buscapalabra.com

Ariiba