Ejemplos con molestando

Muchas veces la mejor manera de entender el significado de una palabra, es leer textos donde aparece dicha palabra. Por ese motivo te ofrecemos innumerables ejemplos extraidos de textos españoles seleccionados.

Siempre esta molestando a Elena y no le importa poner en peligro la vida de ambos para llevar a cabo sus fines.
En un momento, Homer llega para llevarse a Marge a la casa, e interrumpe varias veces el ensayo, molestando a todo el elenco.
En el entretiempo, Richard Stamos no alcanza la nota, molestando Jimbo y Ned, y provocando que el Señor Garrison grite, es obio a donde ha ido todo el talento en esta familia.
Esto lleva a tanta publicidad, que termina molestando a los Simpson, quienes quieren evitar escucharla.
Esta ley propuesta trata de apaciguar a los vecinos que se quejan de la gente que se queda en la esquina por el día tomando, molestando a los transeúntes y dejando basura.
Siempre esta acosando a Suguru y molestando a Mahoro presumiéndose de sus pechos.
Es desagradable, odia a las personas, Carly y Sam siempre lo molestan en el segmento de iCarly Molestando a Lewbert.
Pero cuando es molestado por otros niños en el caso de Naomi, una niña que siempre esta molestando a Zatch tiende a ser un llorón.
Mientras los bravucones lo están molestando, Z llega a tiempo y los ahuyenta.
Como en los videojuegos, Rouge es encontrada molestando a Knuckles, de quien ella está enamorada.
Charlie huye de allí y sigue molestando a todos en el campo.
Cardoso sigue molestando a los Barreto en complicidad con su amante Camucha y la hija de esta, Gabriela Condori, quienes tienen un puesto en el mercado y les tienen envidia a ellos.
Cardoso sigue molestando a los Barreto y ellos lo botan y le dicen que lo denunciaran.
En el final del cuento, Dahlmann muere en el Sur en una riña con un compadrito que lo estaba molestando.
Un poco más, y rompe a llorar Pero vámonos de aquí, estamos molestando.
Me está molestando mucho Busca las hilas y la pomada, y trae unas tijeras que corten bien.
¡Gente afuera! En vez de estar molestando, lo que debían hacer era llevarse a las dos pobres mujeres, extenuadas por el dolor, idiotas por tanto ruido.
-Le espero de un momento a otro -respondió el de a caballo, acomodándose mejor sobre la silla, pues, por las trazas, le iba molestando no poco la jornada.
» o «¡qué pan frío!» Y esto es lo que me duele, por si lo ha pensado ella y por no merecerlo yo en buena justicia, y lo que me ha ido molestando toda la tarde en la cabeza, con el propósito, además, de volver por el clavelillo este en cuanto pudiera, y el temor de no hallarle cuando le buscara.
Los deseos de tus vasallos, de tu esposo y tuyos me están molestando continuamente: voy a ver si, cumpliéndolos, me dejáis en paz.
-Me gusta la pregunta: hace dos horas que os estoy molestando y tenéis la bondad de preguntarme si me voy.
Estas son las hazañas gloriosas de Filopemen, porque su vuelta a Creta, llamado de los Gortinios, para tenerle por general en la guerra que se les hacía, no carece de reprensión, a causa de que molestando con guerra Nabis a su patria, o huyó el cuerpo a ella, o prefirió intempestivamente el honor de aprovechar a otros.
Luego que la noticia de su muerte se difundió entre los Aqueos, las ciudades todas cayeron en la aflicción y desconsuelo, y, concurriendo a Megalópolis toda la juventud con los principales, no quisieron poner dilación ninguna en el castigo, sino que, eligiendo por general a Licortas, se entraron por la Mesena, talando y molestando el país, hasta que, llamados a mejor acuerdo, dieron entrada a los Aqueos.
Mientras así caminaban por un terreno inhabitado, sobrevinieron huracanes fuertes y crudos hielos, que estorbaron la rapidez de la marcha, molestando y fatigando el ejército: fue, pues, recurso preciso el encender muchas hogueras.
Había hecho desaparecer a muchos generales de los de menor cuenta, y entonces traía fatigado a Metelo Pío, varón respetable y buen militar, pero tardo ya por la vejez para aprovechar las ocasiones de la guerra, e inferior al estado de los negocios, en los que se le anticipaba siempre la velocidad y presteza de Sertorio, que le acometía inopinadamente y al modo de los salteadores, molestando con celadas y correrías a un atleta hecho a combates reglados y a un general de tropas de línea acostumbradas a lidiar a pie firme.
–Señores –dijo Augusto levantándose–, estoy acaso molestando.
—¿Qué buscas aquí, loca? Repara que estás molestando a estos.
»Para no cansarle, señor don José, después de mil contradanzas molestando a medio Madrid en busca de colocación, el señor Beltrán de Lis me metió en este pandeldemonio de la policía, que es, hablando pronto y mal, el oficio más perro del mundo.
Fuera de aquí, y que no les vea yo más molestando a esta señora».
Se sentaba en la butaca, molestando sin ninguna consideración al vecino, «mísero mortal, que ni conocería al autor probablemente, y habría pagado un dineral por sentarse allí».

© Todos los derechos reservados Buscapalabra.com

Ariiba