Ejemplos con condenando

Muchas veces la mejor manera de entender el significado de una palabra, es leer textos donde aparece dicha palabra. Por ese motivo te ofrecemos innumerables ejemplos extraidos de textos españoles seleccionados.

CAN: el Parlamento Andino, organismo de la Comunidad Andina, reunido en Lima emitió una declaración pidiendo mecanismos de diálogo ente Ecuador y Colombia, pidiendo que otros países se abstengan de intervenir, invocando el respeto a la soberanía de los países y condenando los actos terroristas.
el Presidente de la Unión Europea emitió un comunicado condenando el ataque y afirmando los actos terroristas son inaceptables.
En consecuencia, las distintas empresas que tenían allí su sede, la banca, el comercio organizado y los residentes del Centro se desplazan hacia otros sectores de la ciudad, condenando al abandono a este importante sector de la ciudad que, sin embargo, es todavía el más importante en términos económicos.
Esta remodelación estaba motivada por la sublevación que encabezó el anterior prefecto, Casperio Eliano, que por su lealtad al asesinado emperador Tito Flavio Domiciano, rodeó el Palacio Imperial y obligó al sucesor de Domiciano, Marco Coceyo Nerva, a dictar un edicto condenando a muerte a los asesinos.
El cuerpo superior religioso sij, el Akal Takht, ha emitido un edicto condenando el matrimonio entre personas del mismo sexo y ha instado a los sijs que viven en Canadá a no apoyar o permitir matrimonios gays en gurdwaras.
Que habiendo quedado huérfano todavía muy joven, se dio a la danza, pero después, condenando este ejercicio, se fue a Megara a estar con Estilpón.
Mientras tanto, los Cuáqueros de Nueva Inglaterra habían sido prohibidos, y Carlos fue aconsejado por sus consejeros a dictar una orden condenando esta práctica y permitiéndoles regresar.
Para ese momento el liderazgo del Ejército Soviético ya había tomado partido por las reformas de Gorbachov y Yeltsin, condenando así el antiguo orden.
Por motivo de ese texto, el obispo de Orense publicó un edicto condenando el libro de Curros por contener proposiciones heréticas, blasfemas y escandalosas.
Participó en el Concilio de Nicea, condenando las herejías de Arrio, quien se negaba a admitir el dogma de la divinidad de Cristo.
Por su parte, el Emperador redactó un manifiesto condenando la decisión del Papa, este manifiesto fue leído públicamente en el Capitolio de Roma, tras lo cual lo gibelinos iniciaron una insurrección, que obligó al Papa a huir de Roma.
La Asamblea emitió resoluciones condenando en el traslado de los alborotadores, pero el gobernador Botetourt, aunque simpatizante con las propuestas, disolvió la Legislatura.
La matanza fue ocultada y negada, despreciando y condenando a los supervivientes.
Las medidas desvinculadoras tomadas a la vez que la desamortización de Mendizabal hicieron que la propiedad de la tierra fuera completamente suya lo que le acabo condenando ya que podían ejecutar las hipotecas contra el.
Después de esta incursión en el mundo terrenal de la política, el jeque Halawi realizaría otras declaraciones conjuntas con los líderes religiosos de la comunidad drusa condenando las agresiones bárbaras de Israel contra los palestinos.
El escándalo motivo que el diario Falangista Arriba publicase un editorial condenando la reunión, editorial que fue reproducido en otros diarios del Movimiento, así como por Televisión Española y Radio Nacional.
Los cartagineses trataron de descomprimir el conflicto condenando a muerte al jefe militar Asdrúbal y a sus hombres, y brindando a Roma sus excusas, pero fue inútil, tras lo cual decidieron rendirse.
El clero armenio había sido muy prudente con los Dashnaks, condenando tanto su socialismo como su anticlericalismo, pero en ese momento los vieron como sus protectores.
Se producen comunicados de las distintas fuerza políticas y entidades condenando la represión.
Mitre le respondió lapidariamente, condenando el trabajo, sus conclusiones y a su autor.
Sin embargo, al llegar a su casa descubre que Bart había derramado toda la botella de Dimoxinil, condenando a su padre a volver a ser calvo.
Con la idea de evitar una lucha fratricida entre católicos, insistió ante Múgica y Olaechea para que redactasen la carta pastoral, condenando la oposición de los nacionalistas al alzamiento.
A este respecto, conmueve observar la lucidez de Neruda, que pocos días antes de morir termina sus memorias condenando el sangriento golpe militar y recordando con dolor la figura de su amigo Salvador Allende.
También escribió ensayos condenando la esclavitud y la guerra.
En Gaza se ha realizado un bloqueo económico, condenando a los palestinos a un estado de extrema pobreza.
Kain rechaza el sacrificio, destruyendo los Pilares y condenando a Nosgoth a la ruina.
Los decretos siempre terminaban condenando a ser pasados por las armas a todos los que desobedeciesen las órdenes de su autor.
¡Decirme a mí esto, a mí, que me estoy condenando por él! Pero, Señor, ¡qué culpa tendré yo de que esa niña bonita sea ángel! Hasta la virtud sirve para darme a mí en la cabeza.
Fadrique, condenando en su corazón y en su inteligencia serena los furores de Doña Blanca, la aplaudía y ensalzaba de que pensase con rectitud y con nobleza.
Fueron dél muy bien recebidos, preguntáronle por su salud, y él dio cuenta de sí y de ella con mucho juicio y con muy elegantes palabras, y en el discurso de su plática vinieron a tratar en esto que llaman razón de estado y modos de gobierno, enmendando este abuso y condenando aquél, reformando una costumbre y desterrando otra, haciéndose cada uno de los tres un nuevo legislador, un Licurgo moderno o un Solón flamante, y de tal manera renovaron la república, que no pareció sino que la habían puesto en una fragua, y sacado otra de la que pusieron, y habló don Quijote con tanta discreción en todas las materias que se tocaron, que los dos esaminadores creyeron indubitadamente que estaba del todo bueno y en su entero juicio.

© Todos los derechos reservados Buscapalabra.com

Ariiba