Ejemplos con adoramos

Muchas veces la mejor manera de entender el significado de una palabra, es leer textos donde aparece dicha palabra. Por ese motivo te ofrecemos innumerables ejemplos extraidos de textos españoles seleccionados.

Supuestamente, los cruzados se encontraban en ese momento sacudiendo sus escudos mientras cantaban ¡Dios te adoramos! rodeando el complejo en llamas.
, Patria te adoramos, entre mil tú eres la querida.
Todos los que adoramos un Dios Único y le tememos, vamos a ti, Señor, y entraremos en los jardines de inefables delicias.
-Así somos llamados los que adoramos un ideal, los que por ese ideal vivimos, los que por él estamos dispuestos a morir.
-Mi hermana y yo nos adoramos, pero no nos parecemos, y quizás nuestra desemejanza nos ha centuplicado el cariño.
Beltrán, tomando pie de las últimas palabras de Nelet-: si divina es Marcela, y como a tal la adoramos, no ocultemos que ahora la quisiéramos humana, sin menoscabo de su divinidad, pues a mi entender, lo divino y lo humano deben compenetrarse, constituyendo el mejor estado dentro de la Naturaleza.
-Ello es que la Causa, señoras -dijo Calpena suspirando-, anda revuelta, y los que adoramos al Rey vivimos con el alma en un hilo.
En mi iglesia adoramos a los patriotas y abominamos de la clerigalla.
Ahora que no vive, la contemplo libre de las transformaciones que el mundo y el contacto del mal le imprimían, ahora no temo la infidelidad, que es un rozamiento con las fuerzas de la Naturaleza que pasan junto a nosotros, ahora no temo las traiciones, que son proyección de sombra por cuerpos opacos que se acercan, ahora todo es libertad, luz, desaparecieron las asquerosidades de la realidad, y vivo con mi ídolo en mi idea, y nos adoramos con pureza y santidad sublimes en el tálamo incorruptible de mi pensamiento.
¿Puedo yo dudar de ti? ¿Puede quebrantarse la fe de esta religión mutua en que ha mucho tiempo vivimos y entrañablemente nos adoramos?.
::¡Loor a Alah, Señor de los hombres, Clemente y Misericordioso! ¡Supremo soberano, Árbitro absoluto el día de la Retribución! ¡A ti adoramos, tú socorro imploramos!.
No te espantes de ver que te adoramos:.
Como sabe que tantas mujeres le adoramos, nos hace poco caso, y nos es infiel sin cesar.
¡Y todos sus pájaros cantaron prolongadamente! Por tanto, ¡gloria a Alah, que une en las delicias a sus creyentes y no les escatima sus dones dichosos! ¡Tú eres, Señor, el que adoramos, tú eres aquél de quien imploramos socorro! ¡Llévanos por el sendero recto, por el sendero de aquellos a quienes colmaste con tus beneficios, y no por el de aquellos que incurrieron en tu cólera ni por el de los extraviados!.
Todos los que adoramos un Dios Único y le tememos, vamos a ti, Señor, y entraremos en los jardines de inefables delicias».
Alguna vez nos parece tan buena, que aun con calvario la adoramos, otras, nos pesa tanto, que la daríamos por un minuto de amor o de placer.

© Todos los derechos reservados Buscapalabra.com

Ariiba