Definición de tregua

Acepciones de Tregua

Categoría gramatical: sustantivo femenino
Categorías gramaticales de tregua explicadas

  1. Interrupción temporal de un conflicto bélico por acuerdo entre las partes
  2. Por extensión, momento de tranquilidad o reposo
  3. Intervalo generalmente corto de descanso o recuperación.
  4. Intervalo generalmente corto de descanso o recuperación.
  5. Suspensión temporal y pactada de una guerra o de otro tipo de hostilidad entre enemigos. intermisión, descanso. suspensión de una guerra o combate durante un plazo determinado

Ejemplos con la palabra Tregua

Bien, Sardiolarespondió Lucía como pidiendo tregua.
Michael trata de hacer una tregua con Lechero, pero lo rechaza.
Mediante la Paz de Tournai, obtiene una tregua en las hostilidades.
Y el capellán lidió con ellos a brazo partido, sin tregua, tres o cuatro horas todas las mañanas.

Errores ortográficos comunes para tregua

Palabras más comunes que riman con tregua


Tregua, Yegua, Legua, Cegua, Quegua, Tapegua, Tegua,

Palabras que riman con tregua


Algunos refranes con tregua

El matrimonio debe combatir sin tregua un monstruo que lo devora todo, la costumbre

Ver más refranes sobre tregua

Poemas con la palabra tregua

En tempestad sin tregua de bonanza

-- de Julio Zaldumbide Gangotena --

En tempestad sin tregua de bonanza
sufrir, llorar, de amor la pena dura,
sin ver para más grande desventura
ni en tu esquivez ni en mi dolor mudanza.

Fingir acaso en bella lontananza
dichoso porvenir a mi tristura;
ver luego disiparse su luz pura,
y, cual siempre, quedar sin esperanza.

Aquéste es mi destino, Delia impía.
Mas, tú contemplas con desdén mi llanto...
¡Ay! Si has de ser de piedra a la agonía

del pobre corazón que te ama tanto,
¿de qué me ha de servir esta traidora
llama que en él prendiste y le devora?


De la tregua

-- de Evaristo Carriego --

Un instante no más. Vengo a cantarte
la canción del laurel ¡Alza la frente
que es la única digna del presente
que, en mi salutación, voy a dejarte!

Tendrá el orgullo de tu sentimiento,
hoy, otra vez, el soñador cansado
que se acerca a buscar aquí, a tu lado,
el generoso olvido de un momento.

Y en la tregua fugaz, mientras se asoma
tu sol a mi pesar indefinido,
consentirá el león, agradecido,
que peine su melena una paloma.

Una ausencia gentil de mi fiereza,
cortés claudicación admirativa,
te dejará anunciarme, imperativa,
la altivez inmortal de tu belleza.


© Todos los derechos reservados Buscapalabra.com

Ariiba