Definición de salvos

Acepciones de Salvos como plural de salvo

Categoría gramatical: adjetivo masculino plural
Categorías gramaticales de salvos explicadas

  1. Indica situaciones o circunstancias que no se incluyen, que se exceptúan.
  2. Indica que algo o alguien no se incluye, que se exceptúa.
  3. Con excepción de.
  4. A excepción de.
  5. Que ha salido ileso de un peligro. excepto. que se encuentra fuera de peligro o ileso luego de una situación peligrosa

Ejemplos con la palabra Salvos

Jacob los sube y son traídos de vuelta a la Tierra sanos y salvos.
hicimos una retirada al Salto, quedamos más de ciento salvos y sanos.
Dorothy descubre la magia del ojo flotando en la tina y sanos y salvos.
Ver ejemplos de oraciones con la palabra salvos

Errores ortográficos comunes para salvos

Palabras más comunes que riman con salvos


Salvos, Calvos, Calvos, Bivalvos, Resalvos, Conivalvos, Univalvos, Univalvos,

Palabras que riman con salvos


Algunos refranes con salvos

A cabo de cien años, todos seremos salvos o calvos

Ver más refranes sobre salvos

Poemas con la palabra salvos

a la católica majestad de paul verlaine

-- de Amado Nervo --

Para rubén darío
padre viejo y triste, rey de las divinas canciones:
son en mi camino focos de una luz enigmática
tus pupilas mustias, vagas de pensar y abstracciones,
y el límpido y noble marfil de tu testa socrática.
Flota, como el tuyo, mi afán entre dos aguijones:
alma y carne; y brega con doble corriente simpática
para hallar la ubicua beldad con nefandas uniones,
y después expía y gime con lira hierática.
Padre, tú que hallaste por fin el sendero, que, arcano,
a jesús nos lleva, dame que mi numen doliente
virgen sea, y sabio, a la vez que radioso y humano.
Tu virtud lo libre del mal de la antigua serpiente,
para que, ya salvos al fin de la dura pelea,
laudemos a cristo en vida perenne. Así sea.

En San Pedro del Mar

-- de Amós de Escalante --

Súbito estalla el fiero galernazo,
las antes quietas aguas se embravecen,
y el mar y el viento y las tinieblas crecen,
y mengua el día, el corazón y el brazo.

Rota su lancha, del postrer pedazo
los náufragos en vano se guarecen,
cuando ya salvos de morir perecen,
sórbelos uno y otro maretazo.

Quédales Dios no más: su fe le implora;
y haciendo sacro altar de Peña Calva,
un sacerdote, al funeral testigo

las manos tiende al mar, y dice y llora:
del Dios el nombre, que persona y salva,
¡Mártires del trabajo, yo os bendigo!



Poetisa del día

Poeta del día

© Todos los derechos reservados Buscapalabra.com

Ariiba