Definición de súbito

Acepciones de Súbito

Categoría gramatical: adjetivo masculino, adverbio
Categorías gramaticales de súbito explicadas

  1. Que ocurre rápidamente, sin esperarlo o preverlo
  2. Se aplica al que actúa sin reflexionar, dejándose llevar por sus impulsos, así como a sus acciones, conducta, etc.
  3. Que ocurre muy rápidamente con poca o ninguna advertencia.
  4. Que sucede de manera repentina e inesperada. súbitamente.

Ejemplos con la palabra Súbito

De pronto, hubo algo en su espíritu que podría compararse a un vuelco súbito, o movimiento de cosas que, girando sobre un pivote, estaban abajo y se habían puesto arriba.
Había formado de sí mismo un concepto poco favorable como hombre de inteligencia, pero ya, por efecto del súbito amor, creíase capaz de dar quince y raya a más de cuatro.
Ver ejemplos de oraciones con la palabra súbito

Errores ortográficos comunes para súbito

Palabras que derivan de súbito


Súbitamente, Súbita, Súbitas, Súbitos

Palabras que derivan de súbito

Palabras más comunes que riman con súbito


Escrito, Delito, Delito, Distrito, Grito, Grito, Circuito, Quito, Quito, Mito, Necesito, Bonito, Bonito, Bonito, Benito, Infinito, Descrito, Descrito, Poquito, Favorito, Favorito, Apetito, Rito, Rito, Maldito, Maldito, Requisito, Suscrito, Suscrito, Repito, Repito, Repito, Tito, Tito, Tito, Juanito, Gratuito, Manuscrito, Exquisito, Hito, Hito, Frito, Frito, Plebiscito, Inscrito, Inscrito, Granito, Granito, Granito, Granito, Granito, Granito, Bendito, Bajito, Bajito, Señorito, Señorito, Chiquito, Pajarito, Pajarito, Pajarito, Finito, Finito, Pito, Pito, Pito, Invito, Invito, Erudito, Permito, Adscrito, Adscrito, Ratito, Ratito, Carrito, Carrito, Felicito, Felicito, Felicito, Fito, Hermanito, Mosquito, Lito, Perrito, Perrito, Hijito, Pedrito, Perito, Perito, Perito, Perito, Perito, Perito, Fortuito, Lorito, Lorito, Lorito, Pobrecito, Pobrecito, Pobrecito,

Palabras que riman con súbito


Poemas con la palabra súbito

Mis deseos (López de Ayala)

-- de Adelardo López de Ayala --

Quisiera adivinarte los antojos,
y de súbito en ellos transformarme;
ser tu sueño, y callado apoderarme
de todos tus riquísimos despojos;

aire sutil que con tus labios rojos
tuvieras que beberme y respirarme:
quisiera ser tu alma, y asomarme
a las claras ventanas de tus ojos.

Quisiera ser la música que en calma
te adula el corazón: mas si constante
mi fe consigue la escondida palma

ni aire sutil, ni sueño penetrante,
ni música de amor, ni ser tu alma,
nada es tan dulce como ser tu amante.

En San Pedro del Mar

-- de Amós de Escalante --

Súbito estalla el fiero galernazo,
las antes quietas aguas se embravecen,
y el mar y el viento y las tinieblas crecen,
y mengua el día, el corazón y el brazo.

Rota su lancha, del postrer pedazo
los náufragos en vano se guarecen,
cuando ya salvos de morir perecen,
sórbelos uno y otro maretazo.

Quédales Dios no más: su fe le implora;
y haciendo sacro altar de Peña Calva,
un sacerdote, al funeral testigo

las manos tiende al mar, y dice y llora:
del Dios el nombre, que persona y salva,
¡Mártires del trabajo, yo os bendigo!



Poetisa del día

Poeta del día

© Todos los derechos reservados Buscapalabra.com

Ariiba