Definición de rechazado

Acepciones de Rechazado como conjugación de rechazar

Categoría gramatical: participio de rechazar, verbo transitivo, adjetivo
Categorías gramaticales y tiempos verbales de rechazado explicados

  1. Impedir que algo o alguien llegue a o entre en un lugar.
  2. Desaprobar, invalidar o no admitir una conducta, acción, idea, propuesta, afirmación, solicitud, invitación, orden, etc.
  3. Resistir o repeler una fuerza contraria.
  4. Obligar al enemigo a ceder.
  5. Contrariar o impugnar.
  6. Desechar.
  7. No aceptar poseer ni estar en conocimiento de forma definitiva y formal.
  8. No aceptar una cosa. contradecir [lo que otro expresa] o no admitir [lo que propone u ofrece]. no aceptar algo
  9. Hacer retroceder al enemigo.. no admitir a una persona en una comunidad o grupo

Errores ortográficos comunes para rechazado

Palabras más comunes que riman con rechazado


Estado, Estado, Pasado, Lado, Mercado, Mercado, Dado, Dado, Resultado, Resultado, Demasiado, Llegado, Llamado, Llamado, Grado, Grado, Dejado, Tratado, Tratado, Realizado, Cuidado, Cuidado, Quedado, Abogado, Abogado, Logrado, Llevado, Privado, Privado, Diputado, Diputado, Encontrado, Ganado, Ganado, Determinado, Significado, Presentado, Considerado, Tomado, Adecuado, Comunicado, Sentado, Obligado, Cambiado, Creado, Utilizado, Publicado, Enviado, Enviado, Senado, Senado, Acompañado, Apartado, Encargado, Formado, Juzgado, Juzgado, Dedicado, Cerrado, Atentado, Atentado, Demostrado, Terminado, Citado, Situado, Situado, Alcanzado, Elevado, Preparado, Pescado, Pescado, Hablado, Desarrollado, Acusado, Pensado, Jurado, Organizado, Firmado, Olvidado, Delgado, Delgado, Aprobado, Aprobado, Soldado, Soldado, Empleado, Empleado, Prado, Destinado, Señalado, Provocado, Comenzado, Iniciado, Condenado, Entrado, Delegado, Denominado, Basado, Abandonado, Costado,

Palabras que riman con rechazado


Poemas con la palabra rechazado

una mañana de 1649

-- de Jorge Luis Borges --

Carlos avanza entre su pueblo. Mira
a la izquierda y a la derecha. Ha rechazado
los brazos de la escolta. Liberado
de la necesidad de la mentira,
sabe que hoy va a la muerte, no al olvido,
y que es un rey. La ejecución lo espera;
la mañana es atroz y verdadera.
No hay temor en su carne. Siempre ha sido,
a fuer de buen tahúr, indiferente.
Ha apurado la vida hasta las heces;
ahora está solo entre la armada gente.
No lo infama el patíbulo. Los jueces
no son el juez. Saluda levemente
y sonríe. Lo ha hecho tantas veces.

La enferma que trageron anoche

-- de Evaristo Carriego --

La enferma abrió los ojos cuando la hermana,
que aún no ha descansado ni un solo instante,
decía sus temores al practicante
que pasa la visita de la mañana.

Desde que la trageron ha rechazado
sin contestar palabra, todo remedio,
y por más que se hizo no hubo medio
de vencer un mutismo tan obstinado.

Y ahora, en la pesada semi-inconciencia
del último momento, su indiferencia
silenciosa parece ceder, por fin,

pero en los labios secos y en la mirada
sólo tiene un reproche de abandonada
para las compañeras del cafetín.



Poetisa del día

Poeta del día

© Todos los derechos reservados Buscapalabra.com

Ariiba