Definición de quiméricos

Acepciones de Quiméricos como plural de quimérico

Categoría gramatical: adjetivo masculino plural
Categorías gramaticales de quiméricos explicadas

  1. Ilusorio, imaginado, que no es real ni tiene fundamento.
  2. Que es ilusorio o irreal.. que existe en la imaginación y es irreal

Ejemplos con la palabra Quiméricos

pasa por los quiméricos miradores de encaje.
se mezclan en los mágicos, quiméricos acordes,.
Los capiteles, bastante deteriorados, lucen figuras de animales reales o quiméricos.
Ver ejemplos de oraciones con la palabra quiméricos

Errores ortográficos comunes para quiméricos

Palabras más comunes que riman con quiméricos


Ricos, Chicos, Picos, Añicos, Añicos, Dominicos, Dominicos, Dominicos, Dominicos, Abanicos, Abanicos, Villancicos, Ticos, Pericos, Pericos, Pericos, Pericos, Pericos, Pericos, Pericos, Milicos, Hocicos, Micos, Borricos, Borricos, Medicos, Merolicos, Merolicos, Basicos, Maricos, Periodicos, Olimpicos, Musicos, Zapaticos, Cuicos, Economicos, Griticos, Robachicos, Robachicos, Chiquiticos, Chiquiticos, Graficos, Mazaricos, Mazaricos, Britanicos, Electronicos, Hermanicos, Organicos, Quimicos, Zapapicos, Automaticos, Biologicos, Completicos, Cuarticos, Patologicos, Punticos, Raticos, Raticos, Servicos, Terapeuticos, Tipicos, Tipicos, Toricos, Toricos, Villaricos, Animalicos, Animalicos, Artisticos, Atleticos, Bicos, Bicos, Billeticos, Bojoticos, Bonicos, Bonicos, Camaricos, Camaricos, Camaricos, Camaricos, Canticos, Canticos, Canticos, Chimicos, Chimicos, Chiricos, Colicos, Colicos, Colicos, Coricos, Coricos, Coricos, Coricos, Coricos, Coricos, Coricos, Coricos, Coricos, Coricos, Coricos, Coricos,

Palabras que riman con quiméricos


Poemas con la palabra quiméricos

místico (para la muerta niña)

-- de Luis Palés Matos --

Envuelta en una magia de rosados candores,
sobre un reclinatorio de nardos y azahares,
tu cuerpecito lleno de inocentes temblores
dormía su narcisismo, ajeno a las pesares.

Velaba tu alma honesta vago romanticismo:
doradas mariposas, quiméricos jardines,
fuentecillas gimiendo en su solitarismo
como un encantamiento de notas de violines.

Abismada en el prisma que la niñez ponía
ante tus ojos, negros como los sinsabores,
tu vida era crátera de rica fantasía.

Y, núcleo de una alegre cáfila de rumores,
eras como el preludio de suave melodía
que el céfiro nocturno remeda entre las flores.

Adiós al vino

-- de Pedro Antonio de Alarcón --

No más, no más en piélagos de vino
sepultaré, insensato, mis dolores,
velando con quiméricos vapores
de la razón el resplandor divino.

No más, hurtando el rostro a mi destino,
pediré a la locura sus favores,
ni, ceñido de pámpanos y flores,
dormiré de la muerte en el camino.

Arrepentido estoy de haber hollado,
vate indigno, con planta entorpecida,
el laurel inmortal y el áurea ropa...

¡Néctar fatal!, licor envenenado,
acepta, al recibir mi despedida,
el brindis postrimer... ¡Llenad mi copa!



Poetisa del día

Poeta del día

© Todos los derechos reservados Buscapalabra.com

Ariiba