Definición de pestilente

Acepciones de Pestilente

Categoría gramatical: adjetivo
Categorías gramaticales de pestilente explicadas

  1. Que huele muy mal.
  2. Que puede producir una peste o es muy malo.
  3. Que tiene mal olor.
  4. Que huele muy mal..

Ejemplos con la palabra Pestilente

No hay cosa más pestilente que su.
—¿Y en la Isla Pestilente, quién ha estado?.
por la zona pestilente de tus gases asfixiantes, -.
»Inmensa, asquerosa, pestilente lepra cubre el cuerpo social.

Errores ortográficos comunes para pestilente

Palabras más comunes que riman con pestilente


Presidente, Frente, Frente, Gente, Siguiente, Presente, Presente, Presente, Especialmente, Ambiente, Ambiente, Ambiente, Ambiente, Precisamente, Finalmente, Solamente, Suficiente, Paciente, Paciente, Fuente, Actualmente, Realmente, Directamente, Totalmente, Simplemente, Diferente, Evidente, Permanente, Posteriormente, Corriente, Probablemente, Reciente, Reciente, Reciente, Igualmente, Siente, Siente, Siente, Siente, Mente, Inmediatamente, Principalmente, Generalmente, Aproximadamente, Correspondiente, Recientemente, Perfectamente, Claramente, Dirigente, Seguramente, Independiente, Vicepresidente, Nuevamente, Completamente, Accidente, Accidente, Accidente, Puente, Caliente, Caliente, Caliente, Excelente, Fundamentalmente, Exactamente, Absolutamente, Creciente, Definitivamente, Respectivamente, Exclusivamente, Frecuente, Frecuente, Frecuente, Naturalmente, Consciente, Oriente, Oriente, Oriente, Agente, Agente, Lentamente, Anteriormente, Previamente, Continente, Continente, Particularmente, Conveniente, Teniente, Teniente, Efectivamente, Pendiente, Normalmente, Posiblemente, Necesariamente, Relativamente, Aparentemente, Consiguiente, Suficientemente, Verdaderamente, Cliente, Profundamente,

Palabras que riman con pestilente


Poemas con la palabra pestilente

soneto lv cien sonetos de amor (1959) tarde

-- de Pablo Neruda --

Soneto lv
espinas, vidrios rotos, enfermedades, llanto
asedian día y noche la miel de los felices
y no sirve la torre, ni el viaje, ni los muros:
la desdicha atraviesa la paz de los dormidos,
el dolor sube y baja y acerca sus cucharas
y no hay hombre sin este movimiento,
no hay natalicio, no hay techo ni cercado:
hay que tomar en cuenta este atributo.
Y en el amor no valen tampoco ojos cerrados,
profundos lechos lejos del pestilente herido,
o del que paso a paso conquista su bandera.
Porque la vida pega como cólera o río
y abre un túnel sangriento por donde nos vigilan
los ojos de una inmensa familia de dolores.


Su ciega y loca fantasía corrió arrastrada por el vértigo

-- de Rosalía de Castro --

I

Su ciega y loca fantasía corrió arrastrada por el vértigo,
Tal como arrastra las arenas el huracán en el desierto.

Y cual halcón que cae herido en la laguna pestilente,
Cayó en el cieno de la vida, rotas las alas para siempre.

Mas aun sin alas cree o sueña que cruza el aire, los espacios,
Y aun entre el lodo se ve limpio, cual de la nieve el copo blanco.

II

No maldigáis del que, ya ebrio, corre á beber con nuevo afán;
Su eterna sed es quien le lleva hacia la fuente abrasadora,
Cuanto más bebe, a beber más.


© Todos los derechos reservados Buscapalabra.com

Ariiba