Definición de permiso

Acepciones de Permiso

Categoría gramatical: sustantivo masculino
Categorías gramaticales de permiso explicadas

  1. Consentimiento o beneplácito que se otorga a alguien para hacer, disponer o decir algo
  2. Autorización que se concede para abandonar una actividad
  3. Declaración que permite hacer o decir una cosa. en las monedas, diferencia consentida entre su ley o peso efectivo y el que se les supone. consentimiento para hacer o decir algo

Ejemplos con la palabra Permiso

Con permiso de usted lo diré yo mismo.
Con permiso de usted, la voy a besar otra vez.
Glotón, ¿quién te da permiso para repetir?.
Va a ,- permiso para acampar tras el cementerio.
Ver ejemplos de oraciones con la palabra permiso

Errores ortográficos comunes para permiso

Palabras que derivan de permiso


Permisos, Permisito, Permisitos

Palabras que derivan de permiso

Palabras más comunes que riman con permiso


Quiso, Compromiso, Piso, Piso, Preciso, Preciso, Permiso, Aviso, Aviso, Narciso, Improviso, Improviso, Liso, Omiso, Iso, Guiso, Guiso, Indeciso, Inciso, Impreciso, Fideicomiso, Sumiso, Enciso, Friso, Friso, Decomiso, Decomiso, Conciso, Viso, Viso, Insumiso, Remiso, Repiso, Repiso, Preaviso, Siso, Diviso, Occiso, Aliso, Aliso, Entrepiso, Petiso, Dioniso, Reviso, Indiviso, Comiso, Comiso, Cocoliso, Riso, Circunciso, Miso, Miso, Manumiso, Iriso, Premiso, Superviso, Niso, Requiso, Proviso, Arrepiso, Biso, Biso, Incircunciso, Cipariso, Embriso, Anteviso, Televiso, Bienquiso, Florliso, Entiso, Desquiso, Malquiso, Semipiso, Descamiso, Nesquiso, Rasoliso, Bisbiso, Flordeliso, Agriso, Encamiso, Cliso, Abiso, Fidecomiso, Aniso, Pesquiso, Desaviso, Enviso, Triso, Resiso, Entremiso, Pliso, Contraaviso, Sonriso,

Palabras que riman con permiso


Algunos refranes con permiso

Con permiso dijo romualdo y se tomó el caldo

Pedir permiso a un pie antes de mover el otro

Tiene que pedirle permiso a un pie, para mover el otro

Ver más refranes sobre permiso

Poemas con la palabra permiso

El chingolo

-- de Leopoldo Lugones --

Cuando el campo está más solo
y la casa, en paz, abierta,
aparece por la puerta,
muy sí señor, el chingolo.

Viene en busca de una miga
o una paja de la escoba,
que, ciertamente, no roba,
porque la gente es su amiga.

Salta, confiado, al umbral
y solicita permiso,
con un gritito conciso,
como pizca de cristal.

El suplicio de Tántalo

-- de Manuel del Palacio --

¡Cuan bello y orgulloso se levanta
De los montes cortando la aspereza,
Ese palacio, rico de grandeza,
Que hunde en el valle la soberbia planta!

Jamás el arte maravilla tanta
Pudo reunir de gracia y fortaleza,
Ni jamás prodigó naturaleza
Tanto tesoro como aquí me encanta!

Árboles mil en pintoresca fila
Le dan ambiente dulce y placentero;
Reina en su derredor calma tranquila:

Verle de cerca y admirarle quiero;
Mas ¿qué cartel en la pared oscila?
— No se entra sin permiso del portero.



Poetisa del día

Poeta del día

© Todos los derechos reservados Buscapalabra.com

Ariiba