Definición de obedientes

Acepciones de Obedientes como plural de obediente

Categoría gramatical: adjetivo
Categorías gramaticales de obedientes explicadas

  1. Que obedece o es inclinado a obedecer.
  2. Que obedece. que obedece. que acostumbra a cumplir con lo mandado o prescripto

Ejemplos con la palabra Obedientes

Pep y su mujer le seguían como perros obedientes y sumisos.
Con la capacitación correcta, pueden convertirse en perros muy obedientes.
Y sin embargo, continuaban retrocediendo, obedientes a una orden terminante y severa.
Ver ejemplos de oraciones con la palabra obedientes

Errores ortográficos comunes para obedientes

Palabras más comunes que riman con obedientes


Diferentes, Fuentes, Fuentes, Fuentes, Pacientes, Pacientes, Siguientes, Dirigentes, Agentes, Agentes, Presentes, Presentes, Clientes, Dientes, Dientes, Dientes, Dientes, Componentes, Ingredientes, Correspondientes, Corrientes, Gentes, Recientes, Recientes, Suficientes, Existentes, Frecuentes, Frecuentes, Antecedentes, Antecedentes, Accidentes, Accidentes, Procedentes, Presidentes, Independientes, Adolescentes, Pendientes, Docentes, Asistentes, Incidentes, Delincuentes, Precedentes, Excelentes, Pertenecientes, Residentes, Conscientes, Ambientes, Ambientes, Ambientes, Parientes, Provenientes, Inconvenientes, Puentes, Inocentes, Permanentes, Nutrientes, Nutrientes, Expedientes, Expedientes, Evidentes, Frentes, Frentes, Vigentes, Calientes, Calientes, Referentes, Descendientes, Dependientes, Contribuyentes, Oyentes, Patentes, Patentes, Equivalentes, Pertinentes, Inteligentes, Lentes, Continentes, Continentes, Urgentes, Sientes, Sientes, Combatientes, Insuficientes, Transparentes, Transparentes, Competentes, Potentes, Resistentes, Crecientes, Entes, Ausentes, Ausentes, Mentes, Sorprendentes, Serpientes, Disidentes, Recipientes, Excedentes, Creyentes, Emergentes,

Palabras que riman con obedientes


Poemas con la palabra obedientes

Sentado estaba el Padre de las gentes

-- de Lope de Vega --

Sentado estaba el Padre de las gentes
a los umbrales de su casa un día,
que en la mitad del cielo el sol ardía,
cuando miró tres ángeles presentes.
Las manos, que después tan obedientes
hallaron el cuchillo y la osadía,
juntó arrojado por la tierra fría,
y dijo a los varones eminentes:
«Para, Señor, aquí come y descansa
debajo de esta sombra entre estas flores,
si con tu gracia mi humildad abonas.
Lavaos los pies, el agua corre mansa».
Mas ¿cómo Señor dijo y no señores?
Porque adoraba un Dios en tres personas.



Poetisa del día

Poeta del día

© Todos los derechos reservados Buscapalabra.com

Ariiba