Definición de misericordia

Acepciones de Misericordia

Categoría gramatical: sustantivo femenino
Categorías gramaticales de misericordia explicadas

  1. Tendencia al perdón o la compasión, especialmente hacia aquellos que son más desfavorecidos.
  2. En el cristianismo, capacidad de dios de perdonar los pecados y debilidades humanas.
  3. En las iglesias pieza pequeña adosada en el revés del asiento del coro que se deja ver cuando éste está levantado, sobre la que se apoyan ligeramente los canónigos cuando tienen que estar mucho tiempo de pie, aparentemente están erguidos pero realmente están ligeramente sentados.
  4. Sentimiento de pena por los que sufren, que impulsa a ayudarles o perdonarles. pieza pequeña en los asientos de los coros de las iglesias para reclinarse cuando se está de pie. sentimiento de compasión por los sufrimientos ajenos
  5. Pieza parecida a una repisa de los asientos del coro de las iglesias para descansar medio sentado cuando se debe estar de pie..

Ejemplos con la palabra Misericordia

Tengamos misericordia y consolemos al triste.
—¡Misericordia! Me sacarán los ojos las demás.
—¡Qué frialdad! ¡Está haciendo una obra de misericordia!.
Se sacaron a relucir muchas obras de misericordia que en efecto había hecho.
Ver ejemplos de oraciones con la palabra misericordia

Errores ortográficos comunes para misericordia

Palabras que derivan de misericordia


Misericordias

Palabras que derivan de misericordia

Palabras más comunes que riman con misericordia


Concordia, Misericordia, Discordia, Incordia, Incordia, Falordia, Desconcordia,

Palabras que riman con misericordia


Algunos refranes con misericordia

A gran pecado, gran misericordia

Bueno es el rigor, pero la misericordia es mejor

Quien tiene misericordia, segura tiene la gloria

Ver más refranes sobre misericordia

Poemas con la palabra misericordia

La tempestad (Cuéllar)

-- de José Tomás de Cuellar --

YA se agita la mar ondisonante
Al rudo empuje de aquilón bravio,
Y ya truena en el cóncavo vacío
El flamígero rayo amenazante:

Va cundiendo el pavor á cada instante,
Todo está triste, lóbrego, sombrío,
Férvido entonces en el pecho mío
Siento latir el corazón amante.

Y exclamo con acento lastimero:
¡Oh Señor! ¡cuán magnánimo te ostentas!
¡Tiembla á tus pies el universo entero!

¡Ah! sí, bondad, cuánto poder alientas,
Gracia, perdón, misericordia quiero
Del alma en las terríficas tormentas.

En la tribulación

-- de Antonio Ros de Olano --

Antes que fuese el Tiempo en la medida,
era la Eternidad en el vacío;
y Tú en la Eternidad eras, Dios mío,
ser increpado, Verbo de la vida.

«¡Sea!» dijiste; y fue de Ti nacida
la Creación cual desatado río;
que, a tanta potestad de tu albedrío,
nació la muerte a la existencia unida.

Ahora dime, Señor (para que sienta
fecundo mi pesar, y espere en calma
a que se rompa la fatal concordia),

Si este algo del no ser que me atormenta
es mi esencia inmortal, ¡el yo del alma!
Que ha de encontrar en Ti misericordia.



Poetisa del día

Poeta del día

© Todos los derechos reservados Buscapalabra.com

Ariiba