Definición de lejías

Acepciones de Lejías como plural de lejía

Categoría gramatical: sustantivo femenino plural
Categorías gramaticales de lejías explicadas

  1. Solución cáustica y muy alcalina obtenida de la infusión o decocción de cenizas de madera, usada como limpiador
  2. Primeramente le echan en mojo por muchos días para que su camisa o corteza haga correa, y después le espadan para brumarle los huesos y dejar la hebra en limpio, y después le rastillan para sacar la tosca estopa, y después se hila y tuerce, y después se teje, y después se cura para que cobre blancura, o cociéndolo con lejía, o bañándolo muchas veces en agua fría, y poniéndolo al resestero del sol. pineda, juan (1964 ) diálogos familiares de la agricultura cristiana. madrid: atlas, ¶ 21
  3. Solución líquida oxidante compuesta de hipoclorito de sodio, usado comúnmente como desinfectante o blanqueador.
  4. Solución alcalina que se obtiene de la lixiviación de cenizas de madera.
  5. Agua que lleva disueltos álcalis o sales alcalinas y que se usa para blanquear la ropa y como desinfectante.. solución corrosiva alcalina para blanquear la ropa y desinfectar

Ejemplos con la palabra Lejías

Los más característicos son: ácidos clorhídrico, sulfúrico, acético y oxálico, fenoles, lejías, etcétera.
Ácidos y lejías sólo deben utilizarse si no reaccionan con el objeto que se está limpiando o tanque del limpiador.
Afincado en Soria, a finales del siglo XIX, se decidió por instalar una pequeña fábrica de jabones y lejías, y, en el mismo lugar una tienda de ultramarinos.
Ver ejemplos de oraciones con la palabra lejías

Errores ortográficos comunes para lejías


Poemas con la palabra lejías

El ama (Herrera y Reissig)

-- de Julio Herrera Reissig --

Erudita en lejías, doctora en la compota
y loro en los esdrújulos latines de la misa,
tan ágil viste un santo, que zurce una camisa,
en medio de una impávida circunstancia devota...

Por cuanto el señor cura es más que un hombre, flota
en el naufragio unánime su continencia lisa...
Y un tanto regañona, es a la vez sumisa,
con los cincuenta inviernos largos de su derrota.

Hada del gallinero. Genio de la despensa.
Ella en el paraíso fía la recompensa...
Cuando alegran sus vinos, el vicario la engríe

ajustándole en chanza las pomposas casullas...
Y en sus manos canónicas, golondrinas y grullas
comulgan los recortes de las hostias que fríe.



Poetisa del día

Poeta del día

© Todos los derechos reservados Buscapalabra.com

Ariiba