Definición de hedor

Acepciones de Hedor

Categoría gramatical: sustantivo masculino
Categorías gramaticales de hedor explicadas

  1. Olor fétido

Ejemplos con la palabra Hedor

El suelo exhalaba un hedor insufrible.
Un hedor de quema se esparcía en el ambiente.
Un hedor de grasa descompuesta por la muerte arañó su olfato.
Su más valiosa herramienta asustando es su hedor de las axilas.
Ver ejemplos de oraciones con la palabra hedor

Errores ortográficos comunes para hedor

Palabras que derivan de hedor


Hedores

Palabras que derivan de hedor

Palabras más comunes que riman con hedor


Por, Mayor, Mayor, Mejor, Director, Señor, Amor, Interior, Anterior, Sector, Valor, Menor, Superior, Favor, Color, Autor, Alrededor, Doctor, Exterior, Dolor, Peor, Profesor, Calor, Labor, Escritor, Error, Salvador, Gobernador, Actor, Actor, Jugador, Factor, Temor, Honor, Inferior, Posterior, Lector, Humor, Olor, Pintor, Embajador, Ecuador, Motor, Motor, Sabor, Flor, Senador, Espectador, Entrenador, Rigor, Vigor, Emperador, Terror, Defensor, Ordenador, Conductor, Creador, Trabajador, Conservador, Comedor, Consumidor, Ganador, Asesor, Productor, Horror, Compositor, Corredor, Rector, Coordinador, Vapor, Investigador, Sudor, Pastor, Narrador, Fundador, Rumor, Marcador, Marcador, Monseñor, Dictador, Receptor, Observador, Administrador, Historiador, Editor, Inspector, Sucesor, Procurador, Esplendor, Tenor, Televisor, Sor, Vencedor, Interlocutor, Rencor, Redactor, Cazador, Vendedor, Legislador, Colaborador,

Palabras que riman con hedor


Algunos refranes con hedor

El hedor de la cocina, no llega a todos en la misma medida

Gato meador, llena la casa de hedor

Ver más refranes sobre hedor

Poemas con la palabra hedor

21

-- de Jorge Riechmann --

Para michel
en su dolor y en su desconcierto
el tumor le deformaba el vientre
como una teta monstruosa.
Hoy ha reventado.
El hedor inunda toda la casa.
La perrita asphodèle agoniza
con los ojos abiertos
al vacío de todas las preguntas.
Pronto la intravenosa de sombra
apagará el dolor sorprendente de ser.
El mundo está enfermo de soledad.

A raíz del saqueo

-- de Emilio Bobadilla --

Edificios envueltos en densas humaredas
y muertos en posturas dolientes o tranquilas;
aquí, un caballo rígido; allí, un cañón sin ruedas
y entre piedras y yerbas, fusiles y mochilas.

El hedor que lo muerto sin enterrar emite:
olor a incendio, a pólvora, a pus, a grasa, a cieno.
En una esquina un viejo que sin cesar repite
como un loco: «Han echado en los pozos veneno.»

Al través de los campos devastados se aleja
la turba consternada de gente fugitiva
que ni habla, ni grita, ni llora, ni se queja...

Decrépita la iglesia entre escombros se esboza
y en sus torres de encaje la luna pensativa
como el alma elegíaca de las ruinas solloza.



Poetisa del día

Poeta del día

© Todos los derechos reservados Buscapalabra.com

Ariiba