Definición de hambre

Acepciones de Hambre

Categoría gramatical: sustantivo femenino
Categorías gramaticales de hambre explicadas

  1. Necesidad o deseo de alimentarse
  2. Por extensión, apetito similar respecto de otra cosa
  3. Necesidad de alimentarse.
  4. Agricultura Condición de sufrimiento severo debido a la falta de nutrición.
  5. Sensación interna producida por la necesidad imperiosa de comer o por la privación de alimento. malestar producido por la escasez de alimentos. deseo y necesidad de comer

Ejemplos con la palabra Hambre

Su pensamiento es dejarse morir de hambre.
¡Hállase firme en dejarse morir de hambre!.
En fin, que fatalmente se tuvo que morir de hambre.
¿Tendrás hambre, no es cierto? Se come muy mal por esos caminos.
Ver ejemplos de oraciones con la palabra hambre

Errores ortográficos comunes para hambre

Palabras que derivan de hambre


Hambres, Hambrecitas, Hambritas, Hambrinas, Hambronas, Hambrona, Hambrecita, Hambrecita, Hambrita, Hambrina, Hambrecitas

Palabras que derivan de hambre

Palabras más comunes que riman con hambre


Hambre, Alambre, Alambre, Alambre, Enjambre, Enjambre, Enjambre, Raigambre, Calambre, Fiambre, Fiambre, Fiambre, Estambre, Estambre, Estambre, Pelambre, Pelambre, Pelambre, Chambre, Cochambre, Matambre, Tambre, Matahambre, Jambre, Jambre, Colambre, Corambre, Osambre, Encambre, Encalambre, Acochambre, Apelambre, Acalambre, Apelambre, Acochambre, Acalambre, Encambre, Encalambre, Cardaestambre, Celambre, Fambre, Forambre, Horambre, Olambre, Vedegambre, Velambre, Miñambre, Arambre,

Palabras que riman con hambre


Algunos refranes con hambre

A buen hambre, no es menester salsas

A buen hambre, no hace falta condimento

A buen hambre, no hay mal pan

A buen hambre no hay pan duro

A buen hambre, no hay pan duro, ni falta salsa a ninguno

Ver más refranes sobre hambre

Poemas con la palabra hambre

soneto xi cien sonetos de amor (1959) mañana

-- de Pablo Neruda --

Tengo hambre de tu boca, de tu voz, de tu pelo
y por las calles voy sin nutrirme, callado,
no me sostiene el pan, el alba me desquicia,
busco el sonido líquido de tus pies en el día.
Estoy hambriento de tu risa resbalada,
de tus manos color de furioso granero,
tengo hambre de la pálida piedra de tus uñas,
quiero comer tu piel como una intacta almendra.
Quiero comer el rayo quemado en tu hermosura,
la nariz soberana del arrogante rostro,
quiero comer la sombra fugaz de tus pestañas
y hambriento vengo y voy olfateando el crepúsculo
buscándote, buscando tu corazón caliente
como un puma en la soledad de quitratúe.

Noche divina

-- de Alfonsina Storni --

Este jardín nos cede su delicia,
nos cede el árbol de manzanas lleno.
Fuente de dioses a la sed propicia,
pan del instinto, para el hambre, bueno.

Mas blanco mármol sin igual pudicia
fija en nosotros su mirar sereno:
muslo desnudo, vigoroso el seno,
puro, como la luz que lo acaricia.

Se hacen tus ojos demasiado azules,
cubren tus manos impalpables tules
y algo divino te levanta en vuelo.

No cortemos la fruta deleitosa
y mira el alma en una nube rosa,
cómo es de azul la beatitud del cielo.



Poetisa del día

Poeta del día

© Todos los derechos reservados Buscapalabra.com

Ariiba