Definición de daño

Existen varios significados para la palabra Daño los podrás ver todos a continuación.

Acepciones de Daño

Categoría gramatical: sustantivo masculino
Categorías gramaticales de daño explicadas

  1. Lesión, alteración producida por una enfermedad o patologíaCIE-10

Ejemplos con la palabra Daño

Tú no sabes el daño que me haces.
Don Antolín, con su malicia de servidor eclesiástico, adivinaba la intensidad del daño producido por Luna.
¿Por qué se han de meter con ella? ¿Les hace algún daño acaso? Cada uno en su casa, y al que sea malo ya lo castigará Dios.
¿No podríamos meter a la chica en un convento? ¡Qué solución tan santa daríamos al conflicto! En tu mano está, Facundo, un gran beneficio o un gran daño.
Ver ejemplos de oraciones con la palabra daño

Acepciones de Daño como conjugación de dañar

Categoría gramatical: verbo transitivo, verbo pronominal, 1ª persona singular del presente de indicativo de dañar
Categorías gramaticales y tiempos verbales de daño explicados

  1. Hacer alguien tener herida.
  2. Hacer que algo deje de funcionar parcial o totalmente.
  3. Causar un resultado no satisfactorio, irritante o inútil.
  4. Causar un perjuicio físico o moral. maltratar o echar a perder [una cosa]. causar un daño físico o moral

Errores ortográficos comunes para daño

Palabras que derivan de daño


Daños, Dañino, Dañinos, Dañín, Dañines

Palabras que derivan de daño


Algunos refranes con daño

A buena fe y sin mal engaño, para mi quiero el provecho y para ti el daño

A buena y sin engaño, para mi quiero el provecho y para ti el daño

A daño hecho, haced ruego y pecho

A nadie hace daño el vino, si se bebe con tino

A nadie le hace daño el vino, si se toma con tino

Ver más refranes sobre daño

Poemas con la palabra daño

Dulce desdén, si el daño que me haces

-- de Lope de Vega --

Dulce desdén, si el daño que me haces
de la suerte que sabes te agradezco,
¿qué haré si un bien de tu rigor merezco,
pues sólo con el mal me satisfaces?

No son mis esperanzas pertinaces,
por quien los males de tu bien padezco,
sino la gloria de saber que ofrezco
alma y amor de tu rigor capaces.

Dame algún bien, aunque con él me prives
de padecer por ti, pues por ti muero,
si a cuenta dél mis lágrimas recibes.

Mas ¿cómo me darás el bien que espero,
si en darme males tan escaso vives,
que apenas tengo cuantos males quiero?

Lucinda, yo me siento arder, y sigo

-- de Lope de Vega --

Lucinda, yo me siento arder, y sigo
el sol que deste incendio causa el daño;
que porque no me encuentre el desengaño,
tengo al engaño por eterno amigo.
Siento el error, no siento lo que digo,
a mí yo propio me parezco extraño;
pasan mis años, sin que llegue un año
que esté seguro yo de mí conmigo.
¡Oh dura ley de amor, que todos huyen
la causa de su mal, y yo la espero
siempre en mi margen, como humilde río!
Pero si las estrellas daño influyen,
y con las de tus ojos nací y muero,
¿cómo las venceré sin albedrío?



© Todos los derechos reservados Buscapalabra.com

Ariiba