Definición de benignidad

Acepciones de Benignidad

Categoría gramatical: sustantivo femenino
Categorías gramaticales de benignidad explicadas

  1. Propiedad de lo que es benigno.
  2. Actitud amable, bienintencionada y carente de severidad..

Ejemplos con la palabra Benignidad

¡Oh, sí! La benignidad de este clima es prodigiosa.
¿Benignidad dijisteis? Espérense un poco, caballeros.
Á pesar de la benignidad y dulce condición de Clara, D.
Primero asegurarse médicamente la benignidad del cuadro.

Errores ortográficos comunes para benignidad

Palabras más comunes que riman con benignidad


Ciudad, Realidad, Sociedad, Verdad, Seguridad, Libertad, Libertad, Edad, Actividad, Posibilidad, Capacidad, Comunidad, Necesidad, Calidad, Universidad, Cantidad, Enfermedad, Mitad, Unidad, Voluntad, Responsabilidad, Oportunidad, Propiedad, Actualidad, Velocidad, Autoridad, Identidad, Entidad, Personalidad, Publicidad, Intensidad, Soledad, Solidaridad, Humanidad, Totalidad, Localidad, Dificultad, Dificultad, Amistad, Amistad, Estabilidad, Facultad, Facultad, Felicidad, Claridad, Sensibilidad, Dignidad, Variedad, Gravedad, Profundidad, Oscuridad, Continuidad, Igualdad, Facilidad, Curiosidad, Sanidad, Finalidad, Tranquilidad, Ansiedad, Humedad, Diversidad, Utilidad, Debilidad, Novedad, Electricidad, Mortalidad, Habilidad, Complejidad, Intimidad, Intimidad, Navidad, Densidad, Incapacidad, Productividad, Antigüedad, Majestad, Modalidad, Nacionalidad, Probabilidad, Casualidad, Modernidad, Creatividad, Prioridad, Normalidad, Inseguridad, Fidelidad, Imposibilidad, Rentabilidad, Piedad, Credibilidad, Caridad, Efectividad, Competitividad, Serenidad, Legalidad, Especialidad, Sexualidad, Seriedad, Complicidad, Integridad,

Palabras que riman con benignidad


Algunos refranes con benignidad

benignidad, venid y dad

Ver más refranes sobre benignidad

Poemas con la palabra benignidad

Si amada quieres ser, Lícoris, ama

-- de Bartolomé de Argensola --

Si amada quieres ser, Licoris, ama;
que quien desobligando lo pretende,
o las leyes de amor jamás comprende,
o la naturaleza misma infama.

Afectuoso el olmo a la vid llama,
con ansias de que el néctar le encomiende,
y ella lo abraza y sus racimos tiende
en la favorecida ajena rama.

¿Querrás tú que a los senos naturales
se retiren avaros los favores,
que (imitando a su autor) son liberales?

No en sí detengan su virtud las flores,
no a tu benignidad los manantiales,
ni su influjo las luces superiores.


© Todos los derechos reservados Buscapalabra.com

Ariiba