Definición de auto

Acepciones de Auto

Categoría gramatical: sustantivo masculino
Categorías gramaticales de auto explicadas

  1. Significa por sí mismo, a sí mismo, propio.
  2. Vehículo motorizado con cuatro ruedas utilizado para transporte, usualmente propulsado por un motor de combustión interna de gasolina o gasoil.
  3. Forma de resolución judicial, que decide cuestiones para las que no es necesaria una sentencia. y pieza dramática breve, profana o religiosa, aun cuando en este caso solía denominarse misterio. vehículo de motor para transportar personas

Ejemplos con la palabra Auto

Su auto preferido es el Hyundai Coupe, Gusta del rock y del ceviche.
Prodújose la informacion mandada, y por auto definitivo resolvió S.
El chasis fue construido por Auto Union en Zwickau y ensamblado por F.
El primer auto que llegó a Guayaquil, lo atropelló el día de su debut en la ciudad.
Ver ejemplos de oraciones con la palabra auto

Errores ortográficos comunes para auto

Palabras que derivan de auto


Autos, Autitos, Autito, Autillo, Autazo, Autazos, Autillos, Autinos, Auticos, Autoicos, Autones, Autón, Autuco, Autino, Autico, Autoico, Autucos

Palabras que derivan de auto

Palabras más comunes que riman con auto


Auto, Cauto, Incauto, Incauto, Pauto, Pauto, Jauto, Lauto, Enflauto, Aflauto,

Palabras que riman con auto


Poemas con la palabra auto

en un auto arteriado de círculos viciosos

-- de César Vallejo --

xxi
en un auto arteriado de círculos viciosos
torna diciembre qué cambiado,
con su oro en desgracia. Quién le viera:
diciembre con sus 31 pieles rotas,
el pobre diablo.
Yo le recuerdo. Hubimos de esplendor,
bocas ensortijadas de mal engreimiento,
todas arrastrando recelos infinitos.
Cómo no voy a recordarle
al magro señor doce.
Yo le recuerdo. Y hoy diciembre torna
qué cambiado, el aliento a infortunio,
helado, moqueando humillación.
Y a la temurosa avestruz
como que la ha querido, corno que la ha adorado.
Pero ella se ha calzado todas sus diferencias.

Setiembre(Cesar Vallejo)

-- de César Vallejo --

Aquella noche de setiembre, fuiste
tan buena para mí... Hasta dolerme!
Yo no sé lo demás; y para eso,
no debiste ser buena, no debiste.

Aquella noche sollozaste al verme
hermético y tirano, enfermo y triste.
Yo no sé lo demás.. . Y para eso
yo no sé por qué fui triste..., Tan triste...!

Sólo esa noche de setiembre dulce,
tuve a tus ojos de Magdala, toda
la distancia. De Dios... Y te fui dulce!

Y también una tarde de setiembre
cuando sembré en tus brasas, desde un auto,
los charcos de esta noche de diciembre.



© Todos los derechos reservados Buscapalabra.com

Ariiba