Definición de amplio

Acepciones de Amplio

Categoría gramatical: adjetivo masculino
Categorías gramaticales de amplio explicadas

  1. De gran extensión.
  2. Más que suficiente en tamaño, alcance o capacidad.
  3. Más que suficiente en tamaño, alcance o capacidad.
  4. Que es extenso o espacioso.. que ocupa o tiene mucho espacio
  5. Que es importante o abundante.

Ejemplos con la palabra Amplio

Era el mismo, pero con el pecho más amplio, las muñecas más fuertes.
Era una cita a solas en el misterio de la noche, con un amplio espacio de tiempo por delante.
Don Marcelo llevaba polainas, amplio sombrero, y sobre los hombros un poncho fino arrollado como una manta.
Llegaban vestidos de marineros de la flota, con amplio cuello azul y una gorra rematada por un pompón rojo.
Ver ejemplos de oraciones con la palabra amplio

Errores ortográficos comunes para amplio

Palabras que derivan de amplio


Amplia, Ampliamente, Amplios, Amplias, Amplísimo, Amplísima, Amplísimas, Amplísimos, Ampliato, Ampliata, Ampliatos, Ampliatas

Palabras que derivan de amplio

Palabras más comunes que riman con amplio


Amplio,

Palabras que riman con amplio


Algunos refranes con amplio

Camino amplio y llano, camino no inaugurado

Ver más refranes sobre amplio

Poemas con la palabra amplio

ródeuse

-- de Amado Nervo --

Si te toman pensativa los desastres de las hojas
que revuelan crepitando por el amplio bulevar;
si los cierzos te insinúan no sé qué vagas congojas
y nostalgias imprecisas y deseos de llorar;
si el latido luminoso de los astros te da frío;
si incurablemente triste ves al sena resbalar,
y el reflejo de los focos escarlatas sobre el río
se te antoja que es la estela de algún trágiconavío
donde llevan los ahogados de la morgue a sepultar;
¡pobrecita! ven conmigo: deja ya las puentes yermas.
Hay un alma en estas noches a las tísicas hostil,
y un vampiro disfrazado de galón que busca enfermas,
que corteja a las que tosen y que, a poco que te duermas,
chupará con trompa inmunda tus pezones de marfil.

Acaso

-- de Antonio Machado --

Como atento no más a mi quimera
no reparaba en torno mío, un día
me sorprendió la fértil primavera
que en todo el ancho campo sonreía.
Brotaban verdes hojas
de las hinchadas yemas del ramaje,
y flores amarillas, blancas, rojas,
alegraban la mancha del paisaje.
Y era una lluvia de saetas de oro
el sol sobre las frondas juveniles;
del amplio río en el caudal sonoro
se miraban los álamos gentiles.
—Tras de tanto camino es la primera
vez que miro brotar la primavera—,
dije, y después, declamatoriamente:
—¡Cuán tarde ya para la dicha mía!—
Y luego, al caminar, como quien siente
alas de otra ilusión: —Y todavía
¡yo alcanzaré mi juventud un día!



Poetisa del día

Poeta del día

© Todos los derechos reservados Buscapalabra.com

Ariiba