Definición de acerbo

Existen varios significados para la palabra Acerbo los podrás ver todos a continuación.

Acepciones de Acerbo

Categoría gramatical: adjetivo masculino
Categorías gramaticales de acerbo explicadas

  1. áspero al gusto.
  2. Cruel, riguroso, desapacible.
  3. De sabor áspero. cruel, desapacible.

Ejemplos con la palabra Acerbo

La finca de Tøyen tiene una dilatada historia en su acerbo.
Don Miguel de Cárdenas, vencido por su acerbo dolor, continuaba rechazando todo consuelo.
En la ignorancia absoluta de los niños, flotaban algunas ideas recogidas del acerbo común de las tradiciones.
Como entonces no se usaban anestésicos, hubo de soportar Fernando el acerbo dolor que con sus cuchilladas le producía D.

Acepciones de Acerbo

Categoría gramatical: sustantivo
Categorías gramaticales de acerbo explicadas

  1. Sabor entre amargo y ácido como el producido por la fruta sin madurar. Aspero al tacto. Se aplica a un dolor cruel muy intenso

Errores ortográficos comunes para acerbo

Palabras más comunes que riman con acerbo


Verbo, Serbo, Acerbo, Acerbo, Deshierbo, Deshierbo, Superbo, Gerbo, Desyerbo, Enhierbo, Hierbo, Enyerbo, Jerbo, Desacerbo, Exacerbo,

Palabras que riman con acerbo


Poemas con la palabra acerbo

Agradecimiento a la memoria del amor

-- de Vicente García de la Huerta --

Acostumbrado, Filis, a tu halago
y privado ya de él por tiranía
de mi suerte, las glorias de algún día
con doblados tormentos satisfago.

¿Quién tan mortal y tan acerbo trago
de tan grade dulzura esperaría,
que ni tan corto tiempo trocaría
tanto placer en tan terrible estrago?

Pero, ¿cómo es posible que yo sienta
pesar alguno tras de gusto tanto,
por más que amor me niegue ya su gloria?

Pues para disipar cualquier tormenta,
en el mar proceloso del quebranto,
tengo un iris seguro en mi memoria.


El genio (Querol)

-- de Vicente Wenceslao Querol --

«Quien coja audaz el fruto de la ciencia
perderá el Paraíso.»
Tal fue del cielo eterna la sentencia.
¡Ay!, ¡infeliz de aquel a quien consume
la llama de su genio! ¡Ay de quien quiso
ceñir laurel amargo y sin perfume!
Que hoy no evita la frente que lo lleva,
cual otro tiempo, el rayo; hoy es la fama
un crimen: ¡ay del que a su altar se atreva!
Quien roba el fuego a Dios, gime protervo
atado a estéril roca: en él se ceba,
buitre voraz, el infortunio acerbo.
¡Funesto don! ¡Llorad los que en el alma
ansia sentís de tan fugaz victoria!
Cuerdos los hombres dieron igual palma,
que al martirio, a la gloria.


Poetisa del día

Poeta del día

José Lezama Lima

José Lezama Lima


© Todos los derechos reservados Buscapalabra.com

Ariiba