¿Cómo se escribe oposisión?

En español diversas letras comparten el mismo sonido, estó da lugar a infinidad de dudas ortográficas, en muchos casos estas dudas se pueden resolver aplicando las reglas generales de ortografía. Por esa razón, si dudas de como se escribe una palabra, introdúcela en nuestro corrector y te la corregimos mostrándote la regla que deberás aplicar para poderla escribir correctamente. Los errores ortográficoas más comunes son:

  • Acentuación de las palabras sobre todo en caso de que la sílaba tónica forme parte de un hiato o un diptongo
  • Empleo de las letras j y g porque dependindo de la palabra la letra g ha de pronunciarse con el fonema /j/
  • Empleo de las letras c,z y el dígrafo qu para los fonemas /z/ /k/ y /s/, el fenómeno del seseo y del ceceo
  • Empleo de las letras y, ll para los fenemoas /y/ y /ll/ y ek fenómeno del yeísmo
  • Empleo de las letras b,v y w ya que tienen el mismo fonema /b/
  • Empleo de la letra x para representar el fonema /s/ o /k+s/
  • Empleo de la letra h
  • Empleo de r o rr

La palabra oposisión se escribe con C

La manera correcta de escribirla es OPOSICIÓN. Puedes ver la definición de oposición aquí

En algunas partes de España y de América se produce el fenómeno del seseo que consiste en pronunciar con el mismo fonema /s/ la letra z y la letra c delante de las vocales "e,i". En estos lugares es fácil que se produzcan equivocaciones y es necesario recurrir al diccionario para solucionarlas.

En este caso se debe sustituir la consonante "s" por la consonante "c" delante de la vocal "i"

     

    «Haz como viere» dice el refrán, y dice bien

    Frase de la vida del Buscón

    «Haz como viere» dice el refrán, y dice bien. De puro considerar en él, vine a resolverme de ser bellaco con los bellacos, y más, si pudiese, que todos.

    Leer más...

    Tantas vueltas y tientos dio al jarro que halló la fuente y cayó en la burla

    Tantas vueltas y tientos dio al jarro, que halló la fuente y cayó en la burla; mas así lo disimuló como si no lo hubiera sentido.

    Leer más...

    Lázaro, ya es tarde, y de aquí a la plaza hay gran trecho

    -Lázaro, ya es tarde, y de aquí a la plaza hay gran trecho. También en esta ciudad andan muchos ladrones, que, siendo de noche, capean. Pasemos como podamos, y mañana, venido el día, Dios hará merced; porque yo, por estar solo, no estoy proveído, antes he comido estos días por allá fuera. Mas agora hacerlo hemos de otra manera.

    Leer más...

    El buen uso del español

    “El buen uso del Español” es un manual didáctico que publicó a finales del 2013 la Real academia Española de la lengua, es una obra destinada al gran público que tiene como fin el de adiestrar en el buen uso del español. Para ello aborda en sus más de 500 páginas 224 bloques temáticos, resolviendo en cada bloque temático una cuestión concreta de la lengua.

    Echando un vistazo al índice de bloques salta a la vista que se ha tenido muy en cuenta el español de los países hispanohablantes, hecho muy en consonancia de la RAE cuya filosofía no es otra que el uso determine la norma y no al revés. No hay que perder de vista que de los 420 millones de hispanohablantes la gran mayoría se concentra en el continente Americano.

    Leer más...

    Numerales Cardinales y Ordinales. Números Romanos

    Numerales Cardinales

    El numeral cardinal es un número natural que expresa cantidad. Como norma general, suelen ser empleados como adjetivos: He comprado cinco tomates en la frutería, aunque también puede aparecer asumiendo la función de pronombres: Necesito dos, o sustantivos: Has dibujado un tres torcido.

    Pueden distinguirse dos tipos de numerales cardinales, los simples y los compuestos. El simple abarca del cero al quince. Los cardinales compuestos están formados por la unión de varios simples. Los números cardinales comprendidos entre el dieciséis y el diecinueve y entre el veintiuno y el veintinueve se escriben con una sola palabra. A partir del treinta la numeración se expresa empleando dos palabras, utilizando la conjunción y en dicha numeración. Por ejemplo, treinta y uno, noventa y ocho, etc. El resto de grafías se forma por simple yuxtaposición: ciento dos, mil cuatrocientos seis, trescientos mil cuatro.

    Leer más...