¿Cómo se escribe animosidadez?

En español diversas letras comparten el mismo sonido, estó da lugar a infinidad de dudas ortográficas, en muchos casos estas dudas se pueden resolver aplicando las reglas generales de ortografía. Por esa razón, si dudas de como se escribe una palabra, introdúcela en nuestro corrector y te la corregimos mostrándote la regla que deberás aplicar para poderla escribir correctamente. Los errores ortográficoas más comunes son:

  • Acentuación de las palabras sobre todo en caso de que la sílaba tónica forme parte de un hiato o un diptongo
  • Empleo de las letras j y g porque dependindo de la palabra la letra g ha de pronunciarse con el fonema /j/
  • Empleo de las letras c,z y el dígrafo qu para los fonemas /z/ /k/ y /s/, el fenómeno del seseo y del ceceo
  • Empleo de las letras y, ll para los fenemoas /y/ y /ll/ y ek fenómeno del yeísmo
  • Empleo de las letras b,v y w ya que tienen el mismo fonema /b/
  • Empleo de la letra x para representar el fonema /s/ o /k+s/
  • Empleo de la letra h
  • Empleo de r o rr

La palabra animosidadez se escribe con S

La manera correcta de escribirla es ANIMOSIDADES. Puedes ver la definición de animosidades aquí

En algunas partes de España y de América se produce el fenómeno del seseo que consiste en pronunciar con el mismo fonema /s/ la letra z y la letra c delante de las vocales "e,i". En estos lugares es fácil que se produzcan equivocaciones y es necesario recurrir al diccionario para solucionarlas.

Hay palabras que pueden escribirse tanto con "s" como con "c o z" sin cambio de significado, las más representativas son: bisnieto/biznieto, bizcocho/biscocho, mezcolanza/mescolanza, pretencioso/pretencioso, verduzco/verdusco

Animosidades en otros idiomas

  • en latín: (entusiasmo, ardor, valor, esfuerzo) animósitas, atis femenino
  • en griego: n. εχ_`ο`^_εια
  • en francés: n. animosité
  • en italiano: n. animosità
  • en portugués: n. animosidade
  • en inglés: animosity, animus
  • en alemán: n. feindseligkeit

 

Aunque bien sé que no hay hechizos en el mundo que puedan mover y forzar la voluntad

Aunque bien sé que no hay hechizos en el mundo que puedan mover y forzar la voluntad, como algunos simples piensan; que es libre nuestro albedrío, y no hay yerba ni encanto que le fuerce

Leer más...

Las tristezas no se hicieron para las bestias, sino para los hombres

Las tristezas no se hicieron para las bestias, sino para los hombres; pero si los hombres las sienten demasiado, se vuelven bestias.

Leer más...

La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones

La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida

Leer más...

Las 100 palabras más frecuentes con ñ

palabras más usadas con ñ

Aunque pueda parecer una letra poco frecuente, existen más de 17.000 palabras con la letra ñ en español. Hay otras lenguas que incluyen en sus alfabetos la letra ñ, como por ejemplo el vascuence y el gallego, no así el catalán, aunque tiene un sonido fonético equivalente. El inglés también acepta la grafía de la ñ para sus préstamos lingüísticos, por ejemplo para la palabra niño.

El origen de la letra ñ se remonta a la edad media, donde para economizar esfuerzos -ya que no existía la imprenta y todos los textos debían ser copiados a mano- se empezó a sustituir la doble nn por la grafía ñ.

Leer más...

Numerales Cardinales y Ordinales. Números Romanos

Numerales Cardinales

El numeral cardinal es un número natural que expresa cantidad. Como norma general, suelen ser empleados como adjetivos: He comprado cinco tomates en la frutería, aunque también puede aparecer asumiendo la función de pronombres: Necesito dos, o sustantivos: Has dibujado un tres torcido.

Pueden distinguirse dos tipos de numerales cardinales, los simples y los compuestos. El simple abarca del cero al quince. Los cardinales compuestos están formados por la unión de varios simples. Los números cardinales comprendidos entre el dieciséis y el diecinueve y entre el veintiuno y el veintinueve se escriben con una sola palabra. A partir del treinta la numeración se expresa empleando dos palabras, utilizando la conjunción y en dicha numeración. Por ejemplo, treinta y uno, noventa y ocho, etc. El resto de grafías se forma por simple yuxtaposición: ciento dos, mil cuatrocientos seis, trescientos mil cuatro.

Leer más...