Numerales Cardinales

El numeral cardinal es un número natural que expresa cantidad. Como norma general, suelen ser empleados como adjetivos: He comprado cinco tomates en la frutería, aunque también puede aparecer asumiendo la función de pronombres: Necesito dos, o sustantivos: Has dibujado un tres torcido.

Pueden distinguirse dos tipos de numerales cardinales, los simples y los compuestos. El simple abarca del cero al quince. Los cardinales compuestos están formados por la unión de varios simples. Los números cardinales comprendidos entre el dieciséis y el diecinueve y entre el veintiuno y el veintinueve se escriben con una sola palabra. A partir del treinta la numeración se expresa empleando dos palabras, utilizando la conjunción y en dicha numeración. Por ejemplo, treinta y uno, noventa y ocho, etc. El resto de grafías se forma por simple yuxtaposición: ciento dos, mil cuatrocientos seis, trescientos mil cuatro.

¿Qué es un Diptongo?

Un diptongo es una sucesión de dos vocales diferentes que se pronuncian en una misma sílaba: puerta (puer - ta). Los diptongos se forman con una vocal abierta (a, e, o) y una vocal cerrada (i, u) o con dos vocales cerradas.

Desde el punto de vista fonético, los diptongos pueden clasificarse en diferentes tipos.

Aunque pueda parecer una letra poco frecuente, existen más de 17.000 palabras con la letra ñ en español. Hay otras lenguas que incluyen en sus alfabetos la letra ñ, como por ejemplo el vascuence y el gallego, no así el catalán, aunque tiene un sonido fonético equivalente. El inglés también acepta la grafía de la ñ para sus préstamos lingüísticos, por ejemplo para la palabra niño.

El origen de la letra ñ se remonta a la edad media, donde para economizar esfuerzos -ya que no existía la imprenta y todos los textos debían ser copiados a mano- se empezó a sustituir la doble nn por la grafía ñ.

En castellano hay multitud de palabras que empiezan con el prefijo ex. El prefijo ex significa fuera o más allá, por ejemplo excomunión significa fuera de comunión. 

Otro prefijo habitual con la letra x es extra. El prefijo extra significa fuera, por ejemplo extraterrestre significa fuera de la tierra.

También es bastante común el sufijo xión, por ejemplo en las palabras conexión, crucifixión, complexión...

Todos sabemos de la importancia que tiene la lengua de Shakespeare en el mundo en el que nos movemos. Por esta razón todo el equipo de Buscapalabra ha hecho un gran esfuerzo para desarrollar las mismas herramientas para la lengua inglesa. El resultado no podría ser mejor, se han conseguido recoger más de 450.000 términos. Entre las herramientas de las que dispone Findmewords.com para encontrar la palabra adecuada, destacan:

El sustantivo o nombre es aquella palabra que varía en función de su género o número y se utiliza para nombrar a personas (ejemplos Pedro, Óscar), animales (león, elefante, gato), cosas (mesa, ordenador, televisión) o ideas (libertad, esperanza). Dentro de la oración pueden tener diferentes funciones. Por lo general, el sujeto debe ser un sustantivo o ser sustituido por un sustantivo, pero también puede ejercer de diferentes complementos.

El Diccionario de la Real Academia Española de la lengua, recoge más de noventa y tres mil entradas y las definiciones para cada una de sus acepciones. No obstante, desafortunadamente la Rae no dispone de un diccionario de sinónimos y antónimos. Hay muchos diccionarios en versión impresa y digital pero Buscapalabra ha integrado en su proyecto el que hasta la fecha es el diccionario de sinónimos y antónimos más completo.

¿Qué es el verbo?

El verbo es un tipo de palabra con la que se puede expresar acción, existencia, estado y consecución. Dentro de las oraciones, el verbo actúa como el núcleo del predicado, aunque el verbo, por sí mismo, puede formar una oración, por ejemplo: Llueve (oración impersonal). Los verbos, tomando sus diferentes formas, pueden manifestar distintos pormenores de la acción; así pues, con el verbo "jugar", por ejemplo, se puede decir: Yo juego, tú juegas, ellos jugarán, nosotros habíamos jugado, etc. Estas variaciones señaladas son los denominados accidentes gramaticales del verbo, los cuales son cinco: persona, número, voz, modo y tiempo.

“El buen uso del Español” es un manual didáctico que publicó a finales del 2013 la Real academia Española de la lengua, es una obra destinada al gran público que tiene como fin el de adiestrar en el buen uso del español. Para ello aborda en sus más de 500 páginas 224 bloques temáticos, resolviendo en cada bloque temático una cuestión concreta de la lengua.

Echando un vistazo al índice de bloques salta a la vista que se ha tenido muy en cuenta el español de los países hispanohablantes, hecho muy en consonancia de la RAE cuya filosofía no es otra que el uso determine la norma y no al revés. No hay que perder de vista que de los 420 millones de hispanohablantes la gran mayoría se concentra en el continente Americano.

¿Qué es el pronombre?

Los pronombres son uno de los elementos más comunes y más usados de la lengua. Se definen como las palabras que sustituyen al nombre, por lo que necesariamente deben aparecer después del mismo. Esta presencia previa es importante en el discurso narrativo, para poder entender el significado de una frase o texto, aunque sintacticamente son morfemas independientes. Por consiguiente, los pronombres no tienen significado propio, y éste dependerá del nombre al que esté reemplazando.


Existen varios tipos diferentes de pronombres: personales (divididos en átonos, tónicos y posesivos), demostrativos, relativos, interrogativos, indefinidos y numerales.